Communitae conecta a inversores y prestamistas

¿Cómo dar financiación y ganar un 7,5%?

La plataforma Communitae utiliza tecnología p2p para conectar a inversores y prestamistas en una suerte de 'comunidad de crédito'.

El ingenio permite transformar los problemas en oportunidades. Ante el cerrojazo del crédito al inicio de la crisis, dos jóvenes empresarios empezaron a hacer uso de esta facultad humana tan ensalzada en el ecosistema del emprendedor. Inspirados por modelos anglosajones dieron con el eureka en 2009. Un negocio basado en una comunidad de inversores privados que presten dinero a otras personas físicas como instrumento para alcanzar una mejor rentabilidad para su capital. Nacía así Comunitae, el primer proyecto español de banca p2p.

En sus dos años de vida han recibido más de 12.000 solicitudes de financiación y han intermediado 870.000 euros. Todo el negocio se realiza vía web, de manera anónima entre los participantes y con tecnología peer to peer. El popular sistema de intercambio de información entre iguales (traducción literal del inglés) que ha revolucionado el consumo de música, cine u otro tipo de contenidos.

Van tres operaciones vencidas hasta ahora, en las que han participado 125 prestamistas que han obtenido a cambio una rentabilidad media de 7,5%. Un oferta imbatible, si se compara con los depósitos actuales. Si se toma un vencimiento de 12 meses, los rendimientos fluctúan entre el 1,5% y el 4% TAE

En Communitae, prestatario y prestamistas comparten información de manera horizontal y descentralizada como herramienta para acordar el tipo de interés de la operación. Pero todo comienza varios pasos antes, con el registro en el servicio por parte de ambas partes. El solicitante del préstamo ha de presentar la pertinente documentación que acredite su solvencia (datos personales, bancarios, laborales, etc).

Pera ello cuentan con el servicio de análisis de riesgos de la empresa Experian. "Nosotros le enviamos la información del prestatario y ellos nos devuelven un scoring (puntuación) evaluando la capacidad de solvencia. Una política similar a la de la banca tradicional", señala el cofundador y actual director general de la compañía, Arturo Cervera.

Una vez aceptada la solicitud, Comnunitae informa al futuro cliente del tipo de interés recomendado en función de la nota obtenida. Pero es el usuario el que en última instancia decide cual es tipo máximo que está dispuesto a aceptar, sobre un préstamo que puede oscilar entre los 3.000 y los 15.000 euros. Es entonces cuando entra en escena en el p2p, en forma de subasta. En función del tipo máximo y los criterios de solvencia expuestos en la subasta, los prestamistas decidirán si acuden o no y con que importe e interés están dispuestos a entrar.

Cada préstamo suele ser financiado por un colectivo de inversores, que en pequeñas porciones (desde 25 euros) van completando el monto total de la operación, a cambio del tipo de interés que resulte de la subasta, siempre igual o inferior al límite fijado por el prestatario. Cuantos más inversores, más se abaratará el tipo, ya que sólo participarán en el préstamo los que menos interés exijan.

Tasa de morosidad del 3,5%

La tasa de morosidad en Communitae es del 3,5%, ostensiblemente menor que el 7% de la banca comercial, con la que comparten también el vínculo que más ata al cliente: la confianza. Comunitae no es una entidad financiera, más bien son una plataforma de intermediación que se nutre de las comisiones sobre prestamista (1%) y prestatario (2,5%).De momento, no existe un encaje regulatorio para ellos.

"El Banco de España nos hizo una inspección y determinó que no era su competencia al no tratarse de una entidad financiera", señala Cervera. Pero avisa: "El precedente más cercano es Italia, donde el regulador les ha exigido que se conviertan en una entidad de pago, lo que obliga a que el dinero que recibes lo inviertas solo en préstamos. Tenemos que conseguir que la gente confíe en ti y luego que el regulador venga a regular".

¿El reto? "Consolidar el modelo, mantener la mora baja y adquirir clientes". Prevén cerrar este año con un millón de euros intermediados para alcanzar los 1,5 millones el próximo.