Monti asegura que alcanzará el equilibrio en 2013
Imagen de una bandera de Italia
Imagen de una bandera de Italia

Italia aprueba un plan de recortes de 24.000 millones

El Consejo de Ministros italiano ha aprobado hoy un duro reajuste de la economía italiana, según avanzaron los diarios nacionales. El primer ministro, Mario Monti, aseguró que "Italia alcanzará el equilibrio presupuestario en 2013" y que con nuevas intervenciones "podría ser adelantado al 2012".

Mario Monti no quiere esperar hasta mañana y convocó a su gabinete hoy mismo para aprobar el duro plan de ajuste que presentó ayer a los partidos políticos y hoy a los sindicatos y empresarios. El adelanto de fechas ya lo habían sugerido horas antes fuentes ministeriales, que aseguraron que la celebración del Consejo de Ministros para la aprobación del paquete anti-crisis estaba "previsto" para la jornada de hoy. Sobre el horario, explicaron, "cualquier momento puede ser bueno, una vez que el presidente del Consejo termine su ronda consultas con las partes sociales y los representantes de los entes locales"

El decreto llamado de "impacto", por los medios italianos y elaborado en tan solo tres semanas, incluye un nuevo impuesto sobre el lujo, en el que se contemplan los vehículos con una cilindrada superior a los 2.300 de centímetros cúbicos, embarcaciones de lujo (90.000 registradas en Italia), ultraligeros (10.000) y las villas (35.000) y los inmuebles señoriales (36.000). El también Ministro de Economía ha establecido una tasa patrimonial sobre la segunda y tercera propiedad inmobiliaria y la reintroducción del impuesto sobre bienes inmuebles a la primera vivienda, con una cuota esta última que todavía tiene que ser establecida.

Del impuesto patrimonial llegarán de 5.000 a 6.000 millones de euros y por la sola introducción de la tasa sobre la primera casa 3.500 millones de euros. Los medios subrayan hoy que Monti va a elevar en tres puntos el impuesto sobre la renta de las personas físicas sólo para los que ingresan más de 75.000 euros al año (unas 780.000 personas).

La presidenta de la patronal italiana, Confindustria, Emma Marcegaglia, representó a los empresarios y apoyó el plan de ajuste "porque no tenemos elección". "El sector donde se necesita mayor concertación social es el mercado del trabajo, excepto la seguridad social y las políticas económicas", explicó a los presentes Monti. La ministra de Trabajo, Elsa Fornero, confirmó que las pensiones llamadas de ancianidad se alcanzarán con 42 años de contribución para los hombres y con 41 para los mujeres, un tema delicado para los sindicatos.

Agregó que la convergencia de hombres y mujeres para la edad de la ancianidad se alcanzará en 2018 y explicó también que la adecuación de las pensiones a la inflación será congelada en 2012, a excepción de las pensiones mínimas. El líder del Cisl, Raffaele Bonanni, rechazó las intervenciones anunciadas por Monti para el plan de ajuste por gravar sólo a los trabajadores y a los jubilados.

El presidente del Gobierno italiano llevará mañana su primer ajuste presupuestario al Consejo de Ministros para su aprobación y después lo presentará en el Parlamento. El nuevo paquete de reformas, conocido como "equidad-crecimiento-rigor" según Monti, está encaminado a "estimular el crecimiento y contener la enorme deuda pública" e incluirá reformas estructurales, para centrar el equilibrio fiscal para el 2013.