Pretende incrementar sus ventas un 7% en 2012

Grifols incrementará sus ventas escapando del mercado español

La farmacéutica Grifols pretende incrementar sus ventas un 7% en 2012. El peso de España en el conjunto se ha reducido a un 8% del total. "Mejor", comentó su presidente, porque "España no paga".

El presidente de la farmacéutica catalana Víctor Grifols apuntó el viernes en la junta extraordinaria de accionistas que celebro la entidad que la empresa pretende incrementar sus ventas en un 7%, hasta los 2.400 millones en 2012.

La compra de Talecris, que se hizo efectiva en junio de 2011, ha multiplicado por dos el tamaño y los ingresos de la compañía y ha dado la vuelta al reparto de las ventas por países del laboratorio. El grupo de hemoderivados vende en 100 países y tiene filiales en 24. Así, las ventas en España solo representan un 8% del conjunto de facturación de la empresa mientras que Estados Unidos y Canadá ya suponen el 65%. "Esta presencia en EE UU nos está salvando de la crisis europea", aseguró Grifols.

El presidente aseguró que la facturación mejora gracias a que "España pierde peso" en el conjunto. "No quiere decir que vendamos menos, al contrario, puede que vendamos más pero en el global, pesa menos", afirmó. Grifols denunció que "España no paga las facturas" y que "cuanto menos represente España, mejor".

GRIFOLS 29,00 -6,69%

En un encuentro posterior con periodistas, el presidente reconoció que en el mercado farmacéutico español "algunos productos se venden a pérdida". "La ley no te deja salir del mercado pero te baja los precios y no paga las facturas. Es un círculo kafkiano", declaró. Aún así, recalcó que "no tenemos intención de reducir empleos".

En paralelo, la farmacéutica aprobó ayer una ampliación de capital por importe de 2,96 millones de euros que se realizará mediante la emisión de 29,6 millones de acciones sin derecho a voto. Los accionistas recibirán una acción nueva por cada 10 antiguas.

Por otro lado, el grupo de hemoderivados pretende concentrarse en la generación de caja y la reducción de la deuda durante el año que viene "más que en las ventas". Pretenden llegar a un ratio de deuda del 3,5 veces sobre el Ebitda frente a las más de seis veces actuales.

Además, mantienen los planes de inversión, con unas perspectivas de gasto de 700 millones de euros hasta el ejercicio de 2015. El grupo cuenta con tres plantas de fraccionamiento de plasma sanguíneo y 147 centros de obtención de plasma. Cuenta con 11.000 empleados, de los que más de dos tercios están en EE UU.

La cifra

2.400 millones es la cifra que el grupo Grifols pretende conseguir de facturación el próximo año.