Han perdido el 84% de su valor en 2011

La CAM se dispara en Bolsa a la espera del resultado de la subasta

Las cuotas participativas de Caja Mediterráneo (CAM) se disparaban hoy en Bolsa un 35% por la expectativa de que en los próximos días se conozca la entidad que se quedará con esta entidad en la subasta que organiza el Banco de España.

Las cuotas de la caja alicantina cotizan esta mañana a 1,24 euros, aunque desde comienzos del año han perdido el 84% de su valor. La entidad fue intervenida por el supervisor español a finales de julio, y tras un largo proceso en los próximos días se podría conocer si finalmente la caja es adjudicada al Banco de Sabadell, la única entidad que ha presentado una oferta en firme.

El Banco de España contaba con un plazo de diez días para realizar la adjudicación que no concluye hasta la próxima semana. No obstante, en los mercados existe una cierta expectación sobre la posibilidad de que la autoridad supervisora no agote el plazo ni espere a la próxima semana, algo más complicada de lo habitual por las festividades de la Constitución y la Inmaculada Concepción.

En un principio se espera que las tres mayores entidades españolas, el Santander, el BBVA y la Caixa, pujasen también por la caja, pero finalmente se echaron atrás, lo que dejó sólo al Sabadell, que emerge como favorito. El Banco de España está estudiando con mucho detalle la oferta de compra del Sabadell por las elevadas ayudas públicas que solicita, lo que podría hacer que se demorara todavía algunos días la resolución de la subasta.

La adjudicación de la CAM podría ser la más importante desde la venta de Banesto en 1994 por la cantidad de ayudas publicas recibidas, que podrían alcanzar los 20.000 millones en los próximos diez años y conforme afloren los créditos fallidos de la entidad alicantina.