Sabadell se perfila como el favorito

El Banco de España descarta trocear CAM o dejar desierta su subasta

El Banco de España descarta trocear Caja Mediterráneo (CAM) o dejar desierta su subasta. La oferta de Sabadell es la que cuenta con más posibilidades para hacerse con la entidad alicantina, una operación que le convertiría en uno de los grandes de la banca española.

Sede de la entidad en Madrid
Sede de la entidad en Madrid

Por problemas de agenda del FROB, el Banco de España ha retrasado en unos días (estaba previsto para hoy) el futuro de CAM. En Banco Sabadell el nerviosismo es palpable. Aunque sin confirmar, parece que sería la única entidad dispuesta a quedarse con CAM. El supervisor ha descartado por completo trocear la CAM para su posterior venta por partes o dejar la subasta desierta.

La subasta de CAM es calificada por varios expertos como más importante que la que realizó el Banco de España en 1994 con Banesto por la generosidad de las ayudas públicas que está dispuesto a conceder el supervisor. 20.000 millones de euros puede alcanzar la ayuda que reciba la entidad que se quede con CAM. Eso sí, repartidos en 10 años, y según vaya aflorando la morosidad en la caja. Si al final los créditos impagados no llegan a esta cifra, las ayudas tampoco.

Ya ha sido un jarro de agua fría para el supervisor el hecho de que ninguna de las grandes entidades españolas presentara oferta vinculante. Varias fuentes apuntan a que Ibercaja y el fondo de capital riesgo JC Flowers habrían presentado también una oferta por CAM, pero su interés es escaso.

Si finalmente es Sabadell el adjudicatario de CAM disfrutaría de un sistema de protección de activos que es muy posible que no se vuelva a repetir en las próximas subastas. También supondría para el banco pasar a jugar en la primera división, junto a Santander, BBVA, Bankia y La Caixa. Y adelantaría a Banco Popular.

Pero para poder hacer frente a la operación Sabadell tendría que hacer frente a una ampliación de capital de unos 2.200 millones de euros, para asumir la integración de los activos de CAM y para llegar a un core capital del 9%, ya que Sabadell se convertirá en un banco sistémico tras la operación.

Pese a ello, Sabadell tiene ya la bendición del consejo para afrontar esta operación y no tendría demasiadas dificultades para reforzar su capital, ya que cuenta con un núcleo estable de accionistas dispuestos a embarcarse en esta aventura. Además, el banco cuenta con otras vías para subir su capital.

"Ahora o nunca", ha reiterado Josep Oliu en los últimos meses en distintos foros. Sabe que ahora es la oportunidad de Sabadell y si no logra dar el salto con esta reestructuración y sobrepasar los 150.000 millones de euros en activos (tiene 95.000 millones) podría ocurrir que otra entidad se le acercara para comprarlo. Hace algo más de un año, La Caixa ya se acercó con un suculento talonario para integrar Sabadell en su grupo. En esa ocasión Sabadell lo pudo rechazar.

Bancos

La subasta de CAM no es la única operación pendiente del Banco de España. El siguiente objetivo será la venta de Banco de Valencia, intervenido el pasado mes.