Intenta diversificar

San José toma carrerilla en Chile

La empresa planea inversiones por 745 millones, con énfasis en las concesiones hospitalarias.

San José toma carrerilla en Chile
San José toma carrerilla en Chile

Dicen los que saben de infraestructuras que Chile es un paraíso para las constructoras por su régimen regulatorio garantista en materia de concesiones. El problema, apuntan esas fuentes, es que el Gobierno tiene ideas, pero carece de fondos.

En ese contexto la lista de inversores extranjeros que van con la financiación por delante, muchos de ellos españoles, tienen un ojo siempre puesto en el país andino. San José es uno de esos inversores y su consejero delegado, Miguel Zorita, asegura que está dispuesto a redoblar esfuerzos para crecer en ese mercado. La previsión del grupo es que Chile llegue a pesar hasta un 25% en los ingresos globales de la empresa, según ha manifestado el propio Zorita.

Distintos ejecutivos de San José han participado en Chile en el primer Congreso Nacional sobre Concesiones, y lo han hecho con notable protagonismo. Se da la circunstancia de que la compañía tiene en construcción los dos primeros hospitales concedidos en ese país al capital privado: el de Maipú y el de La Florida. San José los ha diseñado, se encarga de las obras y del montaje industrial, y será el que mantenga la infraestructura y preste todos los servicios, salvo los clínicos, durante 15 años.

Con más de 70.000 metros cuadrados de instalaciones en cada uno de los casos y casi 800 camas entre los dos, los hospitales de San José se llevarán una inversión conjunta superior a los 200 millones de euros.

Nuevos proyectos

La empresa aspira a más y Zorita ha lanzado un reclamo que habrá sonado a gloria en oídos de la Administración chilena. San José dice tener financiación aprobada por 1.000 millones de dólares (745 millones de euros) para invertir allí y avanza que participará en el concurso del hospital de Antofagasta, siguiendo con la máxima atención los siguientes procesos enmarcados en el programa de Concesiones en Infraestructura Hospitalaria.

Al margen de este tipo de edificación y prestación de servicios, el grupo San José mirará otro tipo de posibles inversiones, como es la construcción y operación de proyectos ferroviarios, carreteras y de plantas de energía eólica y fotovoltaica.

Con la obra pública y la edificación derrumbada en España, la firma cotizada protagoniza todo un sprint para ganar peso fuera.

Al cierre de septiembre, las ventas internacionales de San José pesan un 33% en la facturación total (537 millones), un porcentaje que trata de elevar a marchas forzadas. Aun así, la revista estadounidense especializada en infraestructuras ENR la ha colocado este año en el top 225 tanto por facturación (154 del mundo) como por cifra de negocios internacional (puesto 186).

En busca de cartera exterior

San José lleva buena parte de la actual crisis pagando su exposición al mercado español y, sobre todo, al negocio del ladrillo, especialmente tras la integración de Parquesol. Pero no se le pueden negar notables esfuerzos para diversificar.

La compañía está entre los tres finalistas en Turquía para construir el metro de Ankara; ganó en septiembre la concesión de una circunvalación en Jaipur (India), donde invertirá 157 millones y espera una cartera de ingresos de 1.600 millones a lo largo de 28 años; construye 3.000 viviendas en Perú; ha firmado alguna de las obras más emblemáticas en Argentina, como la del Teatro Colón; está detrás de algunos de los nuevos desarrollos hoteleros de Cabo Verde, y presentó su candidatura para hacerse con la concesión del aeropuerto de Barajas, junto al operador aeroportuario Cedicor y la firma de inversión Advent.