La crisis golpea a la industria del motor

BMW y Toyota cooperarán para desarrollar motores más limpios

BMW y Toyota han firmado un acuerdo para entablar una doble colaboración. Por un lado, investigarán conjuntamente para desarrollar una nueva generación de baterías de ion de litio. Por otro, el alemán suministrará al fabricante nipón motores diésel con el fin de reforzar sus ventas en Europa.

BMW y Toyota cooperarán para desarrollar motores más limpios
BMW y Toyota cooperarán para desarrollar motores más limpios

El fabricante de automóviles alemán BMW y el grupo japonés Toyota anunciaron ayer que han firmado un memorándum de entendimiento con el fin de colaborar a medio y largo plazo en tecnologías de nueva generación respetuosas con el medio ambiente. En un comunicado, explican que mediante este acuerdo los dos fabricantes llevarán a cabo una investigación conjunta sobre las baterías de ion de litio de nueva generación para vehículos eléctricos, además de otros posibles proyectos de investigación.

Pero los acuerdos entre los productores europeo y asiático van más allá de la mera investigación. BMW y Toyota han firmado un contrato por el que el alemán suministrará motores diésel de 1.6 y de 2.0 litros a la filial europea de Toyota a partir de 2014. Este acuerdo, anunciado en el marco de la celebración del Salón Internacional del Automóvil de Tokio, contempla que las mecánicas suministradas por BMW a Toyota Motor Europe se instalarán en vehículos para el mercado europeo y forma parte de la estrategia de la corporación nipona de ampliar su gama de producto europea y las ventas de coches más eficientes.

El acuerdo aporta las fortalezas tecnológicas de cada fabricante. Así, Toyota, al igual que otras marcas japonesas, ha avanzado considerablemente en el desarrollo de motores híbridos de gasolina y electricidad, donde han sido líderes durante años con su modelo Prius. Por contra, los fabricantes alemanes van más rezagados en el desarrollo de tecnologías ligadas a la electricidad. Sin embargo, en el campo del diésel, las empresas europeas han mejorado notablemente la eficiencia de sus motores, con bajos consumos y reducidas emisiones, dado que este tipo de combustible está muy implantado en Europa, pero prácticamente es inexistente en el resto del mundo.

De aquí el interés de Toyota de dotar a sus modelos destinados a los mercados europeos con motores diésel. El fabricante asiático monta el 75% de los coches que vende en España en plantas europeas.

Satisfacción mutua

El presidente de BMW, Norbert Reithofer, indicó en un comunicado que Toyota es un proveedor "líder" de tecnologías respetuosas con el medio ambiente en el segmento de los vehículos de volumen y aseguró que BMW "es el fabricante de coches premium más innovador y sostenible". De su lado, el presidente del consorcio Toyota, Akio Toyoda, se ha mostrado muy satisfecho por haber alcanzado este acuerdo de colaboración a medio plazo con BMW, que es una empresa que fabrica automóviles que son divertidos de conducir.

La presentación del acuerdo, no obstante, corrió a cargo del vicepresidente de Toyota, Takeshi Uchiyamada, y el responsable de desarrollo de BMW, Klaus Draeger.

Los fabricantes piden más fondos a la UE

La asociación europea de fabricantes de automóviles (ACEA, en inglés) pidió ayer a la UE más fondos para la investigación de tecnologías innovadoras para los motores. La ACEA formuló estas reclamaciones con vistas al próximo marco europeo de financiación de la investigación, que la CE debe presentar pronto.

"Celebramos que la CE haya abierto el debate sobre una visión a largo plazo para la movilidad y el transporte sostenibles en Europa", aseguró en Bruselas el presidente del Consejo de Vehículos comerciales de la ACEA, Alfredo Altavilla.

"Debemos descarbonizar nuestras economías y reducir nuestra dependencia del petróleo. Por desgracia no tenemos el poder de la magia para dar soluciones inmediatas", añadió. Y señaló que la industria del motor trabaja para mejorar la eficiencia en el transporte. Según el representante de la ACEA, "Europa tiene una herencia tecnológica tremenda y una capacidad de innovación avanzada, particularmente en la industria de los vehículos comerciales".