Junta de accionistas

El Reino de Don Quijote solicita concurso de acreedores

Los accionistas de El Reino de Don Quijote, uno de los proyectos estrella del gobierno de Castilla-La Mancha, han solicitado el concurso de acreedores en la junta convocada para hoy, según fuentes cercanas al consejo de administración.

El Reino de Don Quijote no verá finalmente la luz. El complejo inmobiliario y de ocio proyectado en Ciudad Real y auspiciado por el Gobierno de Castilla La Mancha de José María Barreda para dinamizar la zona ha resultado, al igual que el aeropuerto de la ciudad, un fiasco.

Los accionistas de la compañía, controlada por Gedeco y participada por CCM, han solicitado el concurso de acreedores en la junta convocada para hoy, según fuentes cercanas del consejo de administración.

El macroproyecto, que iba a generar 7.000 puestos de trabajo directos y otros 11.000 indirectos y que iba a suponer todo un revulsivo para la economía de la región, con una inversión de 638 millones para construir un casino, hoteles de lujo, un balneario, un centro comercial y hasta un centro de convenciones, ha sucumbido a las pérdidas generadas por la crisis y la falta de financiación.