Avisa del deterioro de las perspectivas económicas

Draghi señala que la compra de bonos es limitada

El presidente del BCE, Mario Draghi, en su intervención en el Parlamento Europeo, ha señalado que los riesgos en el escenario económico europeo se han incrementado y que la compra de bonos para atajar el problema de deuda solo puede ser limitada, por lo que ha propuesto un pacto fiscal.

El presidente del BCE, Mario Draghi.
El presidente del BCE, Mario Draghi.

Mario Draghi ha confirmado un incremento de los riesgos en Europa con efecto directo sobre el crecimiento. En palabras del presidente del BCE, "los riesgos de deterioro de las perspectivas económicas han aumentado". No obstante, Draghi confía en el nuevo control presupuestario y afirma que la eurozona "va por buen camino". "Una política presupuestaria conjunta y creíble surtirá efecto en los mercados", ha señalado.

Por ello, en su intervención ante el Parlemeto, el representante del banco emisor ha matizado que la compra de bonos para atajar la crisis de deuda es temporal limitada, y ha abogado por un "nuevo pacto fiscal", que recoja las reglas esenciales para limitar el déficit en la eurozona y los compromisos de ajuste asumidos por cada país. Un pacto fiscal "es el elemento más importante para empezar a restaurar la credibilidad", ha dicho Draghi.

Minutos después de sus declaraciones, el precio del bono alemán aumentó y el euro tocó mínimos, algo que los mercados podrían interpretar como una segunda bajada de los tipos de interés en la próxima reunión mensual de la autoridad monetaria.

Draghi no dudó en afirmar que la política monetaria del BCE tiene presente la estabilidad de los precios, de manera que hará todo lo que pueda para evitar un repunte de la inflación sin perder de vista las dificultades de liquidez que atraviesa el sistema.

Problemas para los bancos

Draghi ha eludido adelantar las decisiones que adoptará el Consejo de Gobierno del BCE en su reunión del jueves 8 de octubre, pero ha dejado claro que es consciente de los problemas de financiación de los bancos. En los últimos días se ha especulado con la posibilidad de que el BCE ofrezca nuevas líneas de liquidez a dos o incluso a tres años para las entidades.

"Somos conscientes de las constantes dificultades para los bancos debido al estrés en los bonos soberanos, las restricciones en los mercados de financiación y la escases de colateral elegible en algunos segmentos financieros. También somos conscientes de los problemas de desajustes en plazos de vencimiento en los balances, los desafíos de aumentar el nivel de capital y los riesgos cíclicos debidos a la desaceleración", ha dicho.

En materia de tipos de interés, Draghi ha dejado claro también que no hay riesgos inflacionistas. "Los riesgos a la baja para las previsiones económicas han aumentado. La debilidad de la actividad está moderando las presiones sobre precios, costes y salarios", ha apuntado.