Las dudas sobre la situación fiscal amenazan la nota AAA

Fitch pone en vigilancia negativa la deuda de EE UU

La deuda de Estados Unidos ha perdido su última perspectiva estable entre las tres grandes agencias de calificación. Fitch Ratings la rebajó anoche a negativa, una vez comprobado que el Congreso no consigue llegar a un acuerdo para reducir el déficit.

El outlook de Fitch sobre la deuda a largo plazo de EE UU, que mantiene aún la calificación máxima AAA, refleja el deterioro de la confianza en que medidas fiscales puedan llevar sus finanzas públicas a un nivel de sostenibilidad en un plazo razonable. S&P y Moody´s afirmaron la semana pasada que la incapacidad del comité del Congreso para llegar a un acuerdo no era motivo suficiente para rebajar la calificación, porque la falta de acción lanzará automáticamente recortes de gasto por 1,2 billones de dólares.

La deuda federal de EE UU tocó máximos desde 2008 en agosto, después de que S&P retirase la triple A en su calificación del país. "La perspectiva negativa anunciada por Fitch simplemente suma una nueva voz al coro sobre el lento deterioro de la posición fiscal de EE UU", opina Guy Le-Bas, estratega de la firma Janney Montgomery.