Cierre de las Bolsas europeas

Una vez más, las Bolsas dependen de los políticos

La fuerte subida de las bolsas de hoy nos recuerda la que hubo el día siguiente del famoso acuerdo de Europa de finales de octubre, donde hubo muchísima alegría en los mercados pero la cautela de fondo acabó por imponerse y que al final se tornó en desilusión.

En este deja vu, la situación no es igual, sino que es peor ya que tenemos constatación de que el centro de Europa ya está tocado y las rentabilidades ya se encuentran cómodamente en niveles insostenibles en países demasiado grandes para caer. Las agencias de calificación ya han dicho hoy a las claras que si no hay euro habrá barra libre de rebaja de calificación para todos los países miembros, por lo que si ya sentimos en su día que era una de las últimas oportunidades para arreglar la situación, ahora sí que es de verdad.

Incluso con el desmentido de esta mañana acerca de la ayuda del FMI a Italia y la constante negación por parte de Alemania del concepto de Eurobono, las bolsas se han alegrado muchísimo del poso que queda de todas las informaciones que se han vertido este fin de semana. Con respecto Europa, ese acuerdo bilateral que están consiguiendo a medias entre Francia y Alemania para conseguir una unión de estabilidad parece tener muchas papeletas de llegar a buen puerto según nuestras informaciones. Todo el mundo ha visto con buenos ojos el que se busquen vías especiales de actuación para intentar saltar el gran problema que tiene Europa cuando hay prisa, que no es otra cosa que los interminables trámites burocráticos para que todos los países miembros tengan que aprobarlo. Según Alemania, su objetivo no es hacer que Europa hable alemán ni tampoco crear zonas de exclusión dentro de los tratados vigentes, pero si todo falla, están tejiendo una vía alternativa que pueda ayudar. Como tratado bilateral que es, necesitaría mucho menos apoyo para salir adelante y también su implementación sería mucho más rápida, cosa que ha encantado al mercado sabiendo cómo funcionan las cosas de rápido hoy en día.

En Estados Unidos, el buen comportamiento del consumidor en este largo fin de semana también ha animado mucho y vuelve a enfatizar que el mayor problema de la economía ahora mismo es Europa. Así lo ha expresado Obama a los europeos y así también se ha expresado la OCDE al decir que también es el mayor problema para la economía mundial.

La presión para los políticos es enorme y mucho depende de ellos. Mañana tenemos una reunión de los ministros de economía en Europa en donde se espera que se acabe de apuntalar el EFSF y que se acabe de dar más dinero a Grecia. Cualquier avance en este sentido es positivo, pero sobre todo se mira a la reunión de líderes europeos que tendrá lugar el 8 y el 9 diciembre que es cuando se espera que se presenten las modificaciones a los tratados que están preparando Francia y Alemania. Como decimos, parece que esto sí va en serio y si sale adelante, parece que no puede haber sorpresas como la de Grecia con el referéndum.

El mercado ha aprovechado la llegada de algunos futuros sobre índices y multitud de valores a soportes importantes de meses anteriores para generar un entorno técnico de rebote que parece que todo el mundo no considera lo suficientemente fiable como para subir mucho, pero sí es suficiente como para avisar de la importancia que da el mercado a los eventos políticos que tenemos por delante, dejando a priori un entorno de neutralidad a la espera de resultados.