Incumplimiento del plazo de pago a los agricultores

Bruselas reducirá las ayudas a España por la crisis del pepino por retrasos en el reparto

La Comisión Europea recortará los 71 millones de euros en ayudas que reservó para España por los daños sufridos durante la llamada crisis del pepino, tras constatar que las autoridades españolas no han cumplido el plazo fijado para el reparto de los apoyos a los productores afectados.

España, primer receptor del fondo creado para esta crisis, ha repartido el 66% de las ayudas que le corresponde, esto es 47 millones de euros, dentro del plazo límite fijado por la UE en el 15 de octubre pasado, según han informado fuentes comunitarias. Todos los pagos a partir de esa fecha serán considerados "pagos tardíos" y se les aplicará una llave de reducción.

Bruselas creó un fondo de emergencia dotado con 227 millones de euros a repartir entre los 22 Estados miembros que solicitaron ayudas y demostraron que su sector hortofrutícola se vio afectado por la caída de la demanda que provocó el brote de 'E.coli'.

Un total de 15 Estados miembros han notificado dentro de fecha el pago de al menos el 95% de las ayudas, entre ellos Portugal (100%), Polonia (97%), Alemania (96%), Francia (95%) y Grecia (94%). Al restarles menos de un 5% de compensaciones por asignar quedan exentos de la sanción que prevé Bruselas, han explicado las fuentes.

Sólo Italia, con un 44% de sus ayudas pagadas, ha entregado un porcentaje menor que España a sus agricultores.

De acuerdo a las normas comunitarias se ha previsto una llave de reducción para retirar parte de las ayudas a los países que no asignen a tiempo las ayudas y que oscila desde un 10%, si no se reparten en el plazo de un mes, hasta el 50% si el pago se demora hasta el periodo que va de finales de enero a mediados de febrero. Bruselas no descarta reducciones mayores de hasta el cien por cien de los apoyos si continúan los retrasos.

La Comisión Europea espera recibir a mediados del mes de diciembre las notificaciones de los países con los datos da las ayudas concedidas entre octubre y este mes. Además, ha dejado claro que considerará un fraude toda ayuda que se conceda sin pruebas de que se ha retirado la mercancía del mercado y el Estado miembro será penalizado.

Según datos de Bruselas, los países implicados han hecho uso hasta el 15 de octubre del 79% de los fondos reservados para esta crisis, esto es, de 178,3 millones de euros de los 227 millones de euros asignados.