En la próxima Junta General

El jeque del Málaga convierte su inversión en acciones

La sociedad qatarí Nasir Bin Abdullah and Sons Group compensará 83 millones de euros proporcionados al club en el último año recibiendo acciones por ese valor en una ampliación de capital.

El dueño del Málaga C.F., Abdullah bin Nasser Al-Thani
El dueño del Málaga C.F., Abdullah bin Nasser Al-Thani

La Junta General Extraordinaria que el club malaguista celebrará a finales de año, cuya convocatoria se ha hecho pública hoy a través del BORME, aprobará una ampliación de capital por valor de 83 millones de euros, la mayor de su historia. Esta cantidad es la que la sociedad Nasir Bin Abdullah Group, mediante la que opera el dueño del club Abdullah Al-Thani, ha inyectado en el club en el último año y que compensará a través de su devolución en acciones.

Al-Thani, que adquirió algo más del 96% del club en verano de 2010, ya compensó 20 millones de inversión en forma de acciones por ese valor en la Junta General del año pasado. Sumado a la operación que se aprobará el 30 de diciembre, fecha de la Junta, la propiedad del Málaga es técnicamente 100% de la sociedad qatarí.

El jeque, primer gestor árabe de un equipo de fútbol español, se hizo con el control del Málaga por 35 millones de euros, cifra en la que se incluye la deuda que arrastraba el club en el momento de la adquisición. Tras una primera temporada dubitativa, en la que certificó la permanencia en la Primera División en la penúltima jornada, la propiedad del club ha apostado por un proyecto más ambicioso para su segundo año, gastando cerca de 60 millones de euros en fichajes, 23 en el internacional español Santi Cazorla, la incorporación más cara de su historia. De momento, se mantienen en puestos que dan acceso a competición europea, su objetivo para esta campaña.

Misma práctica que el Villarreal

El club castellonense del Villarreal también realizó este año una ampliación de capital parecida a la que ahora realizará el Málaga. En el caso del club amarillo, la ampliación pretendía elevar el capital del club de 600.000 euros a 138 millones, de los cuales 111 se cubrieron por la compensación de deudas contraídas con sociedades de su presidente y dueño, Fernando Roig. Del tramo restante, dirigido a socios del club, se cubrieron sólo 50.000 euros, según confirmó el propio Roig.