_
_
_
_
La tasa de paro española alcanzará el 23% en 2012

La OCDE, a favor de una actuación del BCE para frenar el contagio

La OCDE pide que el BCE tome cartas en el asunto de la crisis de deuda para evitar el tan temido contagio al núcleo duro de la eurozona.

La organización considera que la autoridad bancaria debería actuar porque Europa no puede esperar a que esté listo el fondo de rescate. El economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan valora la situación como muy crítica y opina que mientras llega el FEEF solo el BCE puede actuar de inmediato para evitar caer en un escenario peor.

Entre las medidas que podrían adoptarse destacan una bajada de los tipos de interés, algo que se opone frontalmente a la política desarrollada por el expresidente Jean Claude Trichet, preocupado por controlar la inflación, y una intervención directa en el mercado de deuda a través de la compra de bonos. Asimismo, Padoan mostró su conformidad con la entrada en vigor de los eurobonos, inciativa que no termina de convencer a la canciller alemana Angela Merkel.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo cuenta con que el crecimiento económico en España se contraiga en el último trimestre del ejercicio, "lo que refleja la ralentización del comercio internacional y en impacto de la crisis de deuda europea sobre la confianza de los consumidores y las condiciones domésticas de financiación".

Así, para este ejercico prevé que el PIB alcance los 1,087 billones de euros, lo que supondrá un crecimiento del 0,7%. Para 2012, sin embargo, este alza se quedará en el 0,3%, para repuntar hasta el 1,3% en 2013. Esta recuperación se deberá producir gracias a las mejoras de la competitividad y a pesar de los efectos de la consolidación fiscal.

El lado ngativo, sin embargo, es muy negativo. La organización internacional cuenta con que la tasda de paro alcance un pico del 23% durante 2012, si bien el escaso crecimiento económico deberá llevar a la inflación por debajo del 1% en 2013. Las previsiones para el déficit fiscal pasan por una reducción del 9,3% en 2010 hasta el 6% in 2011. "Asumimos que se alcanzarán los objetivos del Gobierno del 4,4% in 2012 y del 3% en 2013".

Depresión en Europa

La OCDE considera en su informe que el riesgo de suspensión de pagos por el nivel de las deudas soberanas puede amenazar con una gran depresión en los países de la zona del euro. La organización revisa además a la baja las perspectivas económicas para sus países miembros y los grandes emergentes. La OCDE constató que la zona del euro ha entrado ya en una recesión, por el momento suave, y también alertó en su informe semestral de Perspectivas Económicas que otro "serio riesgo a la baja" vendría de Estados Unidos si no se acordara la acción para concretar los planes de ajuste fiscal.

En ese caso, la mayor economía del mundo podría caer también en recesión, y la política monetaria tendría un margen prácticamente nulo para evitarlo.

En caso de que esos malos augurios se cumplan, el PIB de la zona del euro disminuiría en torno al 2 % tanto en 2012 como en 2013, con una caída sólo un poco menos fuerte en Estados Unidos el año próximo, que no pasaría en ese caso del estancamiento en 2013.

Sin llegar a esos extremos, el escenario central de los autores del informe augura una ralentización el año próximo del crecimiento económico en la OCDE en su conjunto, con un 1,6% tras el 1,9% en 2011, lejos del 2,8% y del 2,3% que esperaban en su precedente estudio del mes de mayo. Para 2013, la progresión sería del 2,3%.

La principal razón de esa ralentización es la zona del euro, que sufrirá un casi estancamiento en 2012, con un tímido ascenso de su Producto Interior Bruto del 0,2% (comparado con el 2% que se preveía en mayo) tras el 1,6 % de 2011 (también se anticipaba un 2%). En 2013 la progresión quedaría en el 1,4%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_