_
_
_
_
La operación podría rondar los 600 millones de euros

Un fondo de AXA, favorito para comprar los inmuebles de la Generalitat

El fondo inmobiliario del grupo asegurador francés AXA se perfila como favorito para adquirir los inmuebles que ha puesto a la venta la Generalitat, en una operación que podría rondar los 600 millones de euros.

Esta operación sería, por volumen, una de las más importantes del año en el sector inmobiliario español y la mayor privatización de este tipo de activos llevada a cabo por una administración pública, en este caso autonómica, en el nuevo entorno de reducir deuda.

El fondo denominado AXA REIM, las siglas de Real Estate Investment Managers, y cuenta con la mayor cartera de inmuebles y gestión de activos en Europa, con más de 40.000 millones de activos gestionados, según los datos de cierre de junio de 2011.

AXA REIM cuenta con más de 120 clientes institucionales externos repartidos por el mundo, además de gestionar diversos fondos de diez compañías de seguros del grupo galo.

Las razones por las que AXA REIM se ha colocado como favorito en este proceso de subasta es que es el único de los ofertantes que han pasado la oferta no vinculante por los tres lotes que han salido a la venta.

La otra razón es la fuerte posición de liquidez de AXA REIM, que le permite, según diversas fuentes financieras consultadas, poder abonar buena parte del importe, con dinero fresco, y justo por eso, necesitar menos apoyo de los bancos para cerrar la operación.

Precisamente las dificultades de financiación en un entorno de crisis financiera han hecho que se haya caído uno de los candidatos que también había presentado oferta vinculante: el fondo inmobiliario del Deutsche Bank RREEF, que ha tenido que abandonar la puja por no poder cerrar el apalancamiento necesario para adquirir los activos por los que se había mostrado interesado.

Portavoces de la Generalitat han declinado hacer declaraciones, pero fuentes conocedoras de la subasta han asegurado que la adjudicación definitiva es cuestión de días.

Otro de los favoritos, el fondo oportunista Moor Park Capital Partners, sólo ha conseguido pasar de ronda por uno de los lotes, igual que el fondo de los hermanos Ian y Richard: Livingstone London & Regional.

London & Regional ha puesto sus ojos en el mercado español y es un fondo británico que actúa como inversor patrimonialista y promotor, según los casos, operando en el Reino Unido, Escandinavia, Alemania, Polonia, Sudáfrica, Rusia, Panamá, Ucrania, Suecia, Finlandia, Suiza y América Central.

Por su parte, en la subasta también ha pasado ronda algún inversor español, pero de manera aislada y haciendo propuestas por activos concretos, como una oferta que hay por la sede de Territorio y Sostenibilidad en la avenida Tarradellas de Barcelona.

Los dos lotes principales, que incluyen inmuebles como la sede de la conselleria de Agricultura en Gran Vía de Barcelona, están siendo intermediados por la firma Aguirre Newman -221,4 millones de precio de salida- y el otro por la firma Jones Lang Lasalle, por valor de 228,5 millones de precio de salida.

Además está el lote de ICF Equipaments, donde precisamente se encuentra una de las joyas de la corona de la oferta: la sede de Territorio y Sostenibilidad.

En todos los paquetes la Generalitat vende sus activos pero, en la mayoría de los casos se compromete a permanecer como inquilino y abonar un alquiler, que ya no contabilizará como deuda de la administración, y que servirá para garantizar una rentabilidad pactada a los futuros inversores.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_