Rechaza compromisos previos al convenio

Iberia quiere sentarse el lunes a negociar con Sepla pese al veto al mediador

Iberia responde a la negativa del Sepla a aceptar un mediador con una propuesta de reunión para el lunes, que coincide con una de las fechas propuestas por el sindicato. En una carta a los pilotos afirma que no existen compromisos adquiridos para lograr la firma del futuro convenio.

Aviones de la flota de Iberia.
Aviones de la flota de Iberia.

La aerolínea, que preside Antonio Vázquez, y sus pilotos han elegido la vía del intercambio de cartas para mantener vivas sus cada día más difíciles relaciones.

En esta ocasión le ha tocado el turno a la compañía, una vez que el jueves recibió la negativa del Sepla a aceptar la figura de un mediador elegido entre las partes, para desbloquear el convenio colectivo de los tripulantes.

La misiva de Iberia está firmada por la directora de relaciones laborales, Margarita Sequeiro. En ella la compañía dice que los pilotos han rechazado la figura del mediador por el "temor" de que haya en la mesa un "testigo imparcial del proceso". Ello hace pensar a la empresa que no hay disposición por parte de los pilotos de llegar a un acuerdo. Iberia utiliza la carta para convocar al Sepla a una reunión en la que se reanude la negociación del VIII convenio colectivo de los tripulantes, que hace más de un año que se discute sin conseguir ningún tipo de progreso. "Haciendo abstracción de las numerosas acusaciones infundadas que nos dirigen y de los juicios de intenciones a que nos someten", escribe Sequeiro, "en aras a preservar el proceso negociador, les convocamos dentro de las fechas que nos proponen, para el próximo día 28 de noviembre", para retomar las conversaciones.

La misiva aborda también la petición formulada desde el sindicato de incorporar a la mesa negociadora al consejero delegado de IAG (sociedad resultante de la fusión de Iberia y British Airways), Willie Walsh. La rechaza argumentando que la "representación por parte de la empresa la decide la propia compañía".

Añade que a las reuniones acudirán quienes han sido designados, y que no se va a aceptar "intento alguno" de que se imponga "quién o quiénes han de estar" en las negociaciones, de la misma forma que sería "impensable" que la empresa impusiese al Sepla este planteamiento.

La empresa hace votos en su carta por alcanzar un acuerdo y asegura que no pretende "imponer" la propuesta de base de negociación remitida hace días al Sepla.

La compañía, no obstante, se niega a aceptar la existencia de compromisos adquiridos en la firma del VII convenio colectivo, que fueron firmados, según la empresa, para la duración del mismo de forma exclusiva y no "para siempre", y se constata que los compromisos verbales carecen de validez hasta que no se firme el nuevo acuerdo.

El Sepla estudiará el fin de semana si acude al encuentro ya que rechaza los temas que la compañía propone negociar.