El foco de la semana

La reestructuración financiera sigue su curso

Aunque no existe una fecha preestablecida, durante la semana entrante el Banco de España podría hacer pública su decisión respecto al nuevo dueño de la intervenida CAM. El plazo de presentación de ofertas vinculantes se cerró el jueves y, según fuentes cercanas, finalmente la única oferta cuantiosa fue presentada por el Banco de Sabadell, mientras que Santander, BBVA y CaixaBank solo estarían interesados en comprar algunos activos. Pese a la generosidad del Banco de España, dispuesto a ofrecer a través del FROB hasta 16.000 millones de euros para cubrir los créditos inmobiliarios, la caja mediterránea no ha parecido suficientemente jugosa.

También durante esta semana se conocerán los criterios del organismo regulador europeo EBA a la hora de contabilizar capital principal (en las últimas pruebas de estrés, las entidades españolas protestaron porque no se incluyeron las obligaciones convertibles ni las provisiones genéricas).

En el entorno macroeconómico, conoceremos más datos sobre el posible frenazo de la actividad: el lunes se presentan las perspectivas económicas semestrales de la OCDE, y el jueves se publicará el flash del índice manufacturero PMI de los principales países europeos. Un buen termómetro para conocer la fiebre del enfermo, ligeramente aliviada con los sorprendentemente positivos datos de confianza empresarial alemana (IFO) conocidos el jueves.

Por último, en el eterno culebrón político derivado de la crisis de la deuda, la Cámara de Diputados italiana votará el martes la reforma constitucional que introduce la exigencia de equilibrio presupuestario, similar a la realizada en España hace dos meses. Toda una prueba para la solidez del nuevo gobierno tecnocrático de Mario Monti.