Sepla rechaza al mediador y la empresa excluye del convenio la garantía de mantener el empleo

La guerra de Iberia y sus pilotos pone en jaque la paz aérea en Navidad

Iberia y sus pilotos avanzan inexorablemente hacia el enfrentamiento por la creación de Express y por el convenio. El Sepla rechaza la figura del mediador y la dirección de Iberia excluye discutir la low cost y pide suprimir las garantías de mantenimiento de empleo. Los sectores aéreo y turístico se preparan para jornadas de huelga puntuales en Navidad.

Los viajeros españoles han perdido la memoria de las últimas vacaciones navideñas en las que pudieron volar con tranquilidad. El plante de los controladores, las quiebras de Air Madrid y Air Comet y los ultimátums del USCA han alterado la paz aérea en diciembre los últimos cinco años. Tal como se presenta el panorama en la pugna entre Iberia y sus pilotos, las vacaciones de 2011 parece que tampoco van a librarse de la conflictividad y las agencias de viaje advierten que los efectos de la amenaza ya se notan en las reservas.

El Sepla, en representación del colectivo de 1.450 pilotos de Iberia, remitió ayer una dura carta a la aerolínea en la que, tras acusarla de "urdir dilaciones y provocaciones para alargar la negociación" del convenio y "propiciar el desmantelamiento" de Iberia, rechaza la propuesta de nombrar por consenso un mediador para desatascar el convenio. El Sepla califica la propuesta de "desleal" y de "maniobra para introducir en la negociación a una persona externa que no esté al tanto de las propuestas de los pilotos para adaptarnos a las exigencias de la dirección".

El sindicato exige que en las próximas rondas de negociación sus interlocutores de la empresa "tengan plenos poderes para tomar decisiones". Exigen la presencia de Willie Walsh, el consejero delegado de IAG porque "es la persona que toma las decisiones" tras la fusión de Iberia con British.

La carta del Sepla es contestación a otra de la dirección de Iberia remitida el 15 de noviembre en la que se propone la figura del mediador, se plantean fechas para retomar la discusión del convenio y se hace llegar a los pilotos "una propuesta de plataforma" para que tenga "conocimiento de los términos en que sería aceptable un acuerdo".

En esta carta se excluye la discusión sobre la creación de Iberia Express, la filial de bajos costes para tráficos de corto y medio radio y se plantea "suprimir" del anexo 10 del convenio actual la "garantía de mantenimiento de empleo". La conservación o eliminación de este anexo ha sido el elemento principal de controversia entre pilotos y empresa y ha provocado las mayores situaciones de tensión.

Fuentes oficiales de Iberia mostraron su "asombro porque, después de dos años de negociaciones y 60 reuniones, sin poder llegar a un acuerdo, los pilotos no acepten la propuesta de un mediador neutral, elegido por ambas partes, que agilice las negociaciones y pueda desbloquearlas".

Huelga

En el Sepla, de manera oficial, se mantiene que todavía no hay calendario para una huelga, aunque afirman "que se va a hacer con toda seguridad". Fuentes conocedoras de los preparativos para fijar los paros aseguran que los pilotos están a la espera del acuerdo con los TCP (azafatas y sobrecargos) que espera alcanzarse en el plenario del comité de vuelo de Iberia fijado para el próximo 30 de noviembre. La huelga que se prepara será "completamente legal" y "de baja intensidad", ya que se convocará para jornadas concretas y no seguidas. El gran debate en el seno del Sepla es si se debe hacer coincidir con días de salida de vacaciones de Navidad.

El portavoz de la dirección de Iberia asegura que "la simple amenaza de huelga hace ya un gran daño, y más en un periodo tan especial como diciembre".

Estreno del servicio de control de plataforma en Madrid-Barajas

Los nuevos operadores del Sistema de Dirección de Plataforma (SDP) han gestionado la salida o llegada de unos 518 vuelos en la T4 de Barajas, sin que se hayan registrado incidentes, según información facilitada por el dueño de la terminal, Aena, que asegura que las operaciones se desarrollan en el aeropuerto madrileño como "cualquier otro día".

Desde la madrugada de ayer el servicio de guiado de los aviones desde que abandonan el finger y llegan a la pista de despegue (y viceversa) es realizado en este aeropuerto por personal ajeno al control aéreo.

Fuentes de Aena dijeron que el nuevo sistema, que en el futuro se utilizará también en las terminales 1, 2 y 3 de Barajas, proporcionará a los pilotos "exactamente" la misma información e instrucciones que hasta ahora recibían de los controladores para este tipo de maniobras, con lo que la seguridad está garantizada.

No opinan lo mismo los controladores y los pilotos, que creen que la implantación del SDP mermará la seguridad y aumentará los retrasos y la carga de trabajo de los tripulantes técnicos. Estos dos colectivos dicen que la nueva organización del aparcamiento de aeronaves se ha implantado en Barajas con "premura e improvisación".

El Decano del Colegio de Pilotos (Copac), Luis Lacasa Heydt, asegura que la puesta en marcha del SDP implica cambios en el trabajo del colectivo que representa. "Antes recibíamos un servicio de control, con lo que tenías a alguien pendiente de separarte del resto de los aviones y ahora tendremos solo un servicio de información y nos convertiremos en los responsables de separarnos del resto", explicó Lacasa.

Tanto Aprocta como el sindicato de controladores USCA presentaron ante el Tribunal Supremo recursos para que se suspendiera la puesta en marcha del SDP, que han sido rechazados por el alto tribunal.

Un directivo de Vueling para mandar en Express

- Iberia ha anunciado el nombramiento de Luis Gallego, actual director de producción de Vueling, como consejero delegado de Iberia Express, la nueva filial de la aerolínea para el medio y corto radio, que iniciará sus operaciones a finales de marzo de 2012.

- El nombramiento supone un nuevo paso en la puesta en marcha de la nueva compañía, que ya ha solicitado el Certificado de Operador Aéreo (AOC) y la Licencia de Explotación de Transporte Aéreo ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

- De 42 años, Gallego es ingeniero Superior Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid y PDD, ha desempeñado desde julio de 2009 el cargo de director de Producción (COO) de la nueva Vueling, surgida de la fusión de la compañía original fundada en 2004 y Clickair.

- Formó parte del equipo fundacional de Clickair, compañía de bajo coste nacida en 2006 que participada por Iberia y otros accionistas españoles se fusionó con Vueling en 2009. Entre 1997 y 2006 Gallego desempeñó diferentes responsabilidades en Air Nostrum, culminando en la dirección de Mantenimiento de la aerolínea regional.

- Iberia resalta que Gallego y su equipo han logrado "uno de los mejores estándares de puntualidad y regularidad" en su trabajo dentro de Vueling.