Cifra en 3.500 millones el beneficio extra de la hidráulica y la nuclear

Abengoa afirma que los inversores huyen del sector energético español

Abengoa aseguró ayer que "la incertidumbre del mercado eléctrico español inquieta y ahuyenta a los inversores del país". Afirmó que el problema del déficit de tarifa "no está generado por las energías renovables" y que la energía hidráulica y la nuclear se llevan unos beneficios extras de 3.500 millones de euros.

El consejero delegado de Abengoa, Manuel Sánchez Ortega, aseguró ayer que su empresa tiene "la misma sensación de inquietud que todas las compañías eléctricas y los inversores" ante la "inestable" situación del mercado eléctrico español. "El problema del déficit de tarifa y los continuos cambios en la regulación y las retribuciones de las energías renovables "no se pueden dejar sin resolver porque tienen un gran coste para las empresas en España". En concreto, Sánchez Ortega afirmó que "hay muchos inversores que han decidido no dedicar fondos a España por la incertidumbre del sector eléctrico".

En este sentido, aseguró desconocer cualquier plan que, al respecto, tenga el futuro Gobierno del Partido Popular encabezado por Mariano Rajoy.

Respecto del déficit de tarifa, la millonaria deuda que los consumidores tienen con las eléctricas respaldadas por el Estado porque los ingresos no cubren los costes de generación, el responsable de Abengoa afirmó que "no se genera por las primas a las energías renovables, sino por el desequilibrio entre ingresos y gastos". En este sentido, dado que la tarifa de la luz "no se puede subir de golpe un 43% para acabar con el déficit", la solución "tendrá que provenir de las distintas partidas que componen los costes".

En concreto, y basándose en datos de la Comisión Nacional de la Energía, Sánchez Ortega afirmó que las plantas productoras de energía hidráulica y las centrales nucleares reciben unos beneficios extraordinarios de más de 3.500 millones. En concreto, cifró esta ganancia en 1.705 millones para la hidráulica y 1.773 millones para la energía nuclear el año pasado.

Este desfase ocurre porque, mientras que el regulador estima que el coste de producir energía hidráulica es de 0,3 céntimos de euro por kilovatio y hora y el de la nuclear, de 1,8 céntimos por kilovatio y hora, habrían recibido una media de 4,8 céntimos de euro durante el año pasado, cantidades que se suman al déficit de tarifa. El déficit de 2010, que ascendió a 5.554 millones, se habría reducido en un 63%, hasta los 2.076 millones, sin estos beneficios extraordinarios.

Según un informe de la consultora N+1, mostrado por Sánchez Ortega, la eliminación del déficit provendría de "una combinación de una subida de las tarifas de acceso junto a una reducción de los costes regulados entre 2013 y 2015". En concreto, estima una subida del precio de la luz del 5% en 2013, del 8% en 2014 y del 10% en 2015.

La reducción de los costes de transporte y distribución sería de unos 300 millones de euros, según este informe. Las primas de cogeneración, biomasa y otras renovables tendrían que soportar un recorte de 360 millones. Sánchez Ortega afirmó que no incluye a la eólica, solar fotovoltaica o termosolar porque ya han visto recortada su retribución varias veces en los últimos dos años.

Moratoria nuclear y solar

Otros 470 millones de euros de reducción del déficit, en el informe de N+1, provendría de una reducción de la partida de seguridad de suministro y de moratoria nuclear. Sobre este punto, y a colación de las declaraciones de la patronal de las eléctricas Unesa sobre "una moratoria solar", Sánchez Ortega advirtió que "llevamos pagando la moratoria nuclear desde los años ochenta".

Aseguró, sin embargo, que el impacto en la cuenta de resultados de las eléctricas de estas medidas sería de una reducción de entre el 7% y el 17% de su beneficio neto. En el caso de Iberdrola y Endesa, la reducción sería del 14% y del 17% respectivamente, porque "son los dos mayores jugadores en el sector en términos absolutos y, además, tienen la mayor exposición a la producción hidráulica y nuclear".

Era pos-Fukushima

El directivo de Abengoa señaló que el desastre de Fukushima y la paralización de los planes de construcción de plantas nucleares que le ha seguido ha generado una falta que puede suponer la construcción de entre 42 y 144 gigavatios (GW) de energía solar para 2035.

Unos 6.700 millones en contratos apalabrados

Manuel Sánchez Ortega afirmó que, si bien aún no han dado previsiones de ingresos para el año 2012, ya tienen unas ventas previstas por contratos firmados de 6.700 millones para el año que viene. Las previsiones para el cierre de 2011 están en unos ingresos de 6.900 millones de euros.

"La crisis en España nos afecta fundamentalmente en el área de ingeniería y construcción. Los contratos españoles en este departamento suponen el 8% de nuestras ventas", declaró el consejero delegado. Según él, Abengoa ha hecho un gran esfuerzo de diversificación de modo que el negocio español solo representa el 24% de las ventas.

Los planes de inversión para proyectos en marcha en los próximos tres años ascienden a 4.468 millones de euros. Marcan una generación de Ebitda para 2013 de 1.400 millones frente a los 1.040 millones actuales.