Paros en Air Europa y amenaza en Iberia

Los conflictos aéreos y los retrasos lastran las reservas para el puente y la Navidad

La conflictividad aérea por la huelga que los pilotos de Air Europa mantienen desde septiembre y la amenaza de paros en diciembre del Sepla en Iberia afectan a las reservas en el puente y la Navidad, según denuncian las agencias de viaje.

La sociedad española vive con la sensación de que "es rehén de unos colectivos privilegiados". Así de contundente se manifestó ayer Rafael Gallego, presidente de la Federación de Asociaciones de Agencias de Viajes (Feaav), ante los conflictos en el transporte aéreo que se vislumbran para las numerosas fiestas del mes de diciembre.

Gallego afirmó que la amenaza de huelga de pilotos en Iberia, así como los paros de los lunes y jueves que llevan a cabo los pilotos de Air Europa desde septiembre, están ralentizando las ventas de viajes para los puentes de la Constitución y de la Inmaculada. Advirtió también que las turbulencias en las compañías aéreas pueden estar afectando a las visitas de ciudadanos europeos a España en las vacaciones navideñas.

Gallego, que ayer fue nombrado también presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes y Touroperadores (Ceavyt), lamentó que los paros se produzcan en unas fechas en que muchos españoles prevén viajar.

Los pilotos de Air Europa hicieron ayer también referencia al impacto que sus paros pueden tener sobre las vacaciones en diciembre de los clientes de la compañía aérea. Luis Crespi, el representante en el Sepla de los pilotos, aseguró en un encuentro con periodistas que el colectivo no tiene la menor intención de perjudicar a los españoles en un momento en el que "la situación es muy mala".

Se felicitó de que la mayoría de las fiestas de Navidad no coincidan con los días en los que los pilotos de Air Europa están efectuando sus paros, los martes y los jueves.

Air Europa

Crespi hizo referencia al efecto disuasorio que los graves retrasos que sufren las operaciones aéreas en España, y muy especialmente en Madrid-Barajas, tienen para la confianza de los pasajeros. El piloto aseguró que las aerolíneas "solo buscan liquidar los derechos laborales de sus trabajadores y les importa muy poco que en esta batalla los grandes perjudicados sean sus viajeros" (Air Europa e Iberia mantienen puntualidades medias por debajo del 60% desde hace meses).

El otro conflicto en ciernes para diciembre, el de los pilotos de Iberia, se encuentra en un momento de espera hasta el 30 de noviembre, cuando vuelva a reunirse el comité de empresa de vuelo. Ese día se sabrá si los tripulantes de cabina de pasajeros secundan al Sepla en su decisión de hacer paros en diciembre. La mayoría de las centrales sindicales que representan al colectivo de TCP se muestran reticentes a secundar el paro, y rechazan frontalmente que este se realice en el puente de diciembre o durante la Navidad.

Hidalgo y el Sepla se emplazan a parar la huelga

Los pilotos de Air Europa, que realizan hoy la decimonovena jornada de huelga, han propuesto al presidente de la aerolínea, Juan José Hidalgo, que les convoque a una reunión para intentar solucionar el conflicto de una manera pactada. Su propuesta responde a unas declaraciones del propio Hidalgo en las que alertaba sobre la delicada situación financiera del grupo Globalia, de la que Air Europa forma parte.

La dirección del grupo ha reaccionado a la oferta del Sepla haciendo una "valoración positiva de la iniciativa de la sección sindical". Asegura que está dispuesta a aceptar la propuesta de los pilotos "si realmente quieren hablar con seriedad". Para mostrar si realmente existe voluntad de diálogo, piden a sus pilotos que den el primer paso y desconvoquen los paros.

El portavoz del Sepla, Luis Crespi, aseguró en dicha reunión con periodistas que "queremos ir de la mano con la empresa para que vaya hacia adelante".