Cierre de sesión

Mientras Merkel dice no a todo, las llamas llegan a Alemania

Jornada de bajadas de nuevo en Europa. De buena mañana había buenas noticias por la decisión del FMI de iniciar una línea de ayudas, además el BCE ha vuelto a intervenir, durante el día, pero ha durado poco.

China daba un mal dato de PMI de manufacturas bajando de 51 a 48, al peor nivel desde hace 32 meses. También ha habido malos datos en EEUU y Europa.

Por otro lado los inversores ven con desesperación como no hay forma que los políticos se pongan de acuerdo. Alemania es no a todo, y así no hay nada que hacer. Hoy Francia se ha enfrentado claramente a Merkel, dejando claro que en su opinión el BCE debe actuar como prestamista de última instancia. Merkel ha hecho una encendida defensa de la "independencia" del BCE. Se le ha recordado a Merkel, que la FED, el Banco de Inglaterra y otras entidades centrales si tomaron medidas que salvaron la situación, pero según Merkel la situación de Europa es diferente.

Mientras Merkel dice que no a todo, las llamas llegan a la propia Alemania. Hoy el mercado ha entrado en shock y el euro lo ha pasado muy mal tras ver que quitando lo que se ha quedado el propio banco central alemán, en la subasta de hoy se han colocado en Alemania apenas el 60% de los bonos que se ofrecían. Un resultado terrible, que ha despertado todas las alarmas. O se descuentan ya los eurobonos, o empieza la huida de Alemania, que ofrece mucho peligro por su exposición a todos los otros países y una rentabilidad ridícula.

En suma seguimos dentro de la tormenta perfecta, con visibilidad absolutamente cero. O Alemania cede o nos esperan muchas más sesiones de calvario auténtico, y de economías que seguirán cayendo como fichas de dominó, entre ellas Francia. Esta mañana se especulaba con que el rescate de Dexia será más costoso de lo que se pensaba y por tanto que peligra su AAA.

Con todo este asunto de la falta de demanda de bonos alemanes, tenemos dos opciones:

1- la gente no quiere deuda alemana a bajas rentabilidades por algún motivo. Uno de ellos puede ser que están viendo que es equivocada la estrategia de Merkel y que en algún momento Alemania va a ser arrastrada a los infiernos con el resto de Europa, es decir, deja de ser refugio de tanta calidad.

2- la gente no quiere deuda alemana a bajas rentabilidades porque la situación se está haciendo muy grave y quizá Alemania se vea obligada en algún punto a respaldar la deuda de la euro zona, viendo el peligro que le acecha que se muestra en los datos macro que estamos conociendo. Esto significaría un eurobono y ayudaría mucho a la renta variable. También porque han visto el movimiento del Fondo Monetario Internacional para ayudar con nuevas líneas de crédito.

æpermil;stas son las dos opciones que se están manejando y poco a poco estamos viendo que la situación se está haciendo tan grave que algo tiene que pasar que sea positivo para el mercado, por lo que hay que estar muy atentos. Esto no es más que un incremento de la esperanza de que los políticos acaben haciendo lo que deben hacer.

Hoy por cierto Merkel ha vuelto a decir a todo no. Ya se ha adelantado a lo que va a proponer la Comisión europea diciendo a todo no. Su receta es que todos imitemos lo bien que ha hecho ella las cosas. ¿Seguro?

Aconsejo la lectura de este artículo del diario alemán Der Spiegel:

Germany's Finances Not as Sound as Believed

http://www.spiegel.de/international/europe/0,1518,799059,00.html

Cada uno que piense lo que quiera, sinceramente, creo que deberíamos dejarnos de modelos alemanes que son el tuerto en el país de los ciegos, austeridad sí y mucha, freno a la corrupción política, si y mucha, freno al despilfarro político, si y mucho, pero o acompañamos esto de alguna medida de apoyo o nos hundimos. Y deberíamos remar todos en la misma dirección o nos hundimos como el Titanic. Los pasajeros de primera clase se hundieron exactamente igual, simplemente tardaron un poco más porque estaban más arriba.

Nos hemos preguntado bastantes veces de dónde salía la resistencia que mostraba a la bajada durante mucho tiempo Wall Street, a pesar que desde el punto de vista macro caía plomo derretido con una crisis sistémica extremadamente peligrosa nacida en Europa.

Pues bien, Charles Biderman, de Trim Tabs, que hacía tiempo que no nombraba, nos da la respuesta.

Biderman, comenta que éste va a ser el tercer año más fuerte de la historia en RECOMPRAS de acciones propias de la compañías de EEUU.

Como destaca la prensa, esto no tiene poder de predicción y suponer que la bolsa no puede bajar, porque 2006 y 2007 fueron los dos años mayores de la historia en recompras y ya vieron lo que pasó después.

Pero el caso es que en noviembre por ejemplo las compañías han recomprado 28.500 millones de dólares hasta la semana pasada, y durante la última campaña de publicación de resultados las compras han sido de más de 2.000 millones diarios de media.

Aquí está la razón de la resistencia del mercado. Nadie acumulaba, ni nadie compraba. Los particulares exterminados y los leones fuera, el dinero que ha entrado y provocado esa resistencia a caer, parece que venía exclusivamente de las recompras de acciones propias de las compañías. Mientras ese dinero siga entrando la bolsa tiene una gran baza a favor, pero insisto, ya pasó esto en 2.006 y 2.007, y cuando este dinero dejó de fluir, el mercado se cayó a plomo.