Nueva tienda en París

Marks&Spencer vuelve a Francia diez años después de su polémica salida

El grupo británico de alimentación y distribución Marks&Spencer marcó hoy su regreso a Francia con la inauguración de una tienda en los emblemáticos Campos Elíseos de París, diez años después de haber abandonado el país.

La compañía presentó ese exclusivo espacio de 1.400 metros cuadrados y tres plantas a la prensa, un día antes de su apertura al público.

Su vuelta a Francia no ha dejado a nadie indiferente, y según anuncia hoy en el diario La Tribune el que fuera su presidente director general en 2001 en el país, Alain Juillet, refleja que la decisión tomada entonces "fue una tontería".

En marzo de ese año el grupo anunció sus planes de cerrar 38 tiendas en Europa, lo que suponía el despido de unas 4.400 personas, de las cuales 1.700 en Francia, donde el grupo contaba con 18 establecimientos.

Marks&Spender, que cerró sus puertas oficialmente en Francia en diciembre de 2001, logró antes de su salida un acuerdo para que Galeries Lafayette se quedara con esas tiendas, de las cuales diez pasaron a ser gestionadas directamente por las Galeries y el resto compartidas con sus socios H&M, Virgin Megastore, FNAC y C&A.

Tras arduas negociaciones con el comité de empresa y manifestaciones por parte de los empleados, la firma francesa se comprometió a hacerse cargo de todos los trabajadores que quisieran quedarse y a despedir con indemnizaciones de un mes y medio por año de antigüedad a quienes rehusaran integrarse en el grupo.

Con su regreso a Francia la compañía planea de momento abrir esa primera tienda en los Campos Elíseos, pero cuenta además con alquilar espacios en centros comerciales como el Carroussel del también parisino Museo del Louvre.