El marco regulatorio para estas plantas está por aprobar

Extremadura autoriza 65 parques eólicos con 977 MW de potencia

La Junta de Extremadura adjudicó ayer 65 parques eólicos con una potencia de 977 MW a 24 empresas. Estas deben esperar a que el nuevo Gobierno apruebe el marco regulatorio para las plantas que entren en funcionamiento en 2013 y que Industria ha dejado pendiente.

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía de Extremadura aprobó ayer las autorizaciones previas para la instalación de 65 parques eólicos promovidos por 24 empresas y que tendrán una potencia instalada de 977 MW (381 aerogeneradores). Sumando estos parques a los autorizados por el Gobierno anterior, son ya 97 los parques que podrían entrar en funcionamiento (1.691 MW).

Según los datos facilitados ayer por el Gobierno extremeño, al concurso se habían presentado 231 proyectos, de los que se han rechazado 166: 150 por no reunir las condiciones medioambientales y otros 16 por coincidir con proyectos en el mismo lugar.

Las empresas adjudicatarias disponen ahora de seis meses para presentar los proyectos de ejecución y los estudios de impacto medioambiental

La resolución fue anunciada ayer en una rueda de prensa por el consejero de Medio Rural, José Antonio Echávarri, quien también informó que la junta no va a recurrir la sentencia favorable a la instalación de seis parques eólicos que habían ganado el pleito ante el tribunal Superior de Justicia de Extremadura contra la negativa del Gobierno anterior de otorgarles la autorización (estos parques se incluyen en los 97 antes citados).

La Junta calcula que, si entran todos en marcha, se crearían 5.073 puestos de trabajo, la mitad, directos.

Superado el trámite autonómico, los 24 promotores deben solicitar la inclusión de los parques en el registro de preasignación de Industria, cuya apertura está pendiente de un nuevo real decreto, que debe especificar los requisitos a cumplir por este tipo de instalaciones y su retribución.

Regulación pendiente

El Ministerio de Industria había remitido a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) una propuesta de regulación para los nuevos parques eólicos que entraran en funcionamiento el 1 de enero de 2013, a la vista de que el actual marco regulatorio caduca el próximo año.

La propuesta fue duramente contestada por las empresas integradas en la Asociación Empresarial Eólica (AEE), excepto Iberdrola, uno de sus principales socios. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán se mostró de acuerdo con la metodología "restrictiva" que incluía el borrador, lo que le valió las críticas de sus competidoras, que consideraban que Iberdrola actuaba así por "su fracaso en los concursos autonómicos". No ha sido el caso de Extremadura, donde ha logrado en esta última tanda seis parques con una potencia de 124 MW.

Con todo, el real decreto de Industria no prosperó, por falta de tiempo y de consenso, y será el nuevo Gobierno el que aborde la regulación con el cisma abierto en la AEE.

En el caso del concurso extremeño, la demora del proceso, que se inició en 2005 y fue bloqueado por multitud de recursos, ha jugado en contra de las empresas, que tendrán una retribución, con toda probabilidad, inferior a la que gozan actualmente.

El consejero Echávarri se mostró confiado en que los 97 proyectos salgan adelante, "pero esto depende -señaló- de los promotores y sus previsiones empresariales", informa Europa Press.

Las cifras

1.691 MW de potencia será la que se instale en Extremadura, si las adjudicatarias superan los trámites administrativos estatales.

97 es el total de parques, entre los autorizados ayer a 24 sociedades y los adjudicados en 2008.

5.073 empleos se crearán, según calcula la Junta.

Sacyr, Iberdrola, Gas Natural y Enel, en la lista

Todas las grandes eléctricas, algunas constructoras y consorcios locales se han repartido los 65 parques que la Junta de Extremadura adjudicó ayer y que se reparten en distintas zonas de las dos provincias de la comunidad autónoma.

Entre las grandes adjudicatarias, destacan Valoriza Energía (filial de Sacyr), a la que le ha correspondido, a través de Desarrollos Eólicos Extremeños, 11 parques. Estos tendrán una potencia de 124 MW y en ellos se invertirán 300 millones de euros, según una nota publicada por la compañía. Con estos y los autorizados en una fase anterior, Sacyr contará en la región con una potencia eólica de 238 MW.

Otra empresa que ha logrado una gran tajada ha sido Iberdrola, la principal distribuidora eléctrica de la provincia de Cáceres, que se ha adjudicado 124 MW para desarrollar seis parques. De esta manera, y tras las autorizaciones que recibió en 2008, Iberdrola cuenta con una cartera de 272 MW en Extremadura. En esta ocasión, se ha presentado a través de Electra Sierra de San Pedro; Electra de Montánchez y Electra de Malvana.

Por su parte, Gas Natural Fenosa Renovables ha obtenido 86 MW de potencia en cuatro parques. Esta filial de Gas Natural ha concurrido a través de Energías Especiales de Extremadura, en la que participa con el 80%.

También Enel Green Power Extremadura (filial del grupo de renovables de Enel, propietaria de Endesa) ha logrado 72 MW a desarrollar en media docena de parques.

No han faltado grupos promovidos por entidades regionales, como el Instituto de Energías Renovables, participada por Christian Lay e Inypsa; empresas de la región, como Refinería Balboa y otras constructoras, como la sevillana Aldesa.