Mejoras en el los equipos de señalización ferroviaria

Renfe y Adif pondrán el AVE a 310 km/h en toda la red antes del verano de 2012

Adif y Renfe meten presión a seis grandes empresas nacionales y multinacionales para que concluyan las pruebas del nivel 2 del sistema de señalización y seguridad europeo ERTMS. El objetivo: mejorar la explotación y alcanzar una velocidad punta de 310 kilómetros a la hora en toda la red del AVE. En el tramo Madrid-Lérida ya está operativo. Entre Lérida-Barcelona y Córdoba-Málaga se logrará en diciembre.

Dimetronic, Thales, Alstom, Siemens, Bombardier y Ansaldo son los seis suministradores de equipos de señalización ferroviaria a los que las empresas Adif y Renfe están sometiendo a una implacable presión. Las dos compañías públicas les exigen que terminen cuanto antes los ensayos en simulación y en la vía para implantar el nivel 2 del sistema europeo de señalización y seguridad ERTMS en toda la red de alta velocidad.

Este equipamiento facilitará que los trenes AVE españoles puedan circular a una velocidad punta de 310 kilómetros por hora y, posteriormente, eleven de forma paulatina este registro hasta los 350 kilómetros hora, tal y como estaba previsto en el diseño inicial de las infraestructuras del tren veloz.

Renfe y Adif lograron el pasado 21 de octubre que, tras casi una década de experimentación, la empresa italiana Ansaldo pusiera en explotación comercial el nivel 2 de ERTMS a lo largo de la línea entre Madrid y Lérida. Este hito ha obligado también a Siemens a ajustar los equipos de señalización embarcados a bordo de los trenes AVE 102 (Pato) y AVE 103 (Velaro) que prestan servicio en este recorrido.

Con la implantación del nivel 2 de ERTMS entre Madrid y Lérida se ha logrado reducir el tiempo de viaje de Madrid a Barcelona en ocho minutos. Fuentes oficiales confirmaron que durante el próximo mes de diciembre está previsto que las empresa Thales y Dimetronic pongan en servicio el nivel 2 de ERTMS en el tramo entre Lérida y Barcelona. Este logro no reportará a corto plazo una nueva reducción en el tiempo de viaje entre Madrid y Barcelona.

Las mismas fuentes dijeron que, también antes de fin de año, se pondrá en explotación la nueva señalización europea en la línea de alta velocidad entre Córdoba y Málaga. Este logro implica a las empresas Dimetronic y Thales para los equipos de vía y a Siemens para los equipos embarcados y facilitará una reducción entre los tiempos de viaje en el trayecto del AVE entre Madrid y Málaga de 10 minutos.

Valencia

La compañía hispano-británica Dimetronic realiza intensivos ensayos reales en vía, y de simulación en laboratorio, para poner en servicio el nivel 2 de la señalización ERTMS en la línea entre Madrid y Valencia. Las fuentes anteriormente citadas dijeron que "al ser esta infraestructura la última en entrar en servicio, los nuevos sistemas de seguridad estarán a punto muy pronto", siempre antes del verano de 2012. Este mismo calendario se baraja para la implantación del sistema en la línea entre Madrid y Valladolid. El equipamiento de señalización del AVE entre Madrid y Sevilla no es de la familia ERTMS sino LZB, pero las fuentes antes citadas dijeron que, tras su modernización, facilita también mejoras significativas en el tiempo de viaje.

Aparte de los suministradores antes citados, Ansaldo trabaja en la incorporación de equipos de seguridad abordo a los trenes AVE de CAF, y Alstom a los llamados "AVE lanzadera".

Las fuentes citadas indicaron que, si bien es importante que el ERTMS nivel 2 permita subir la velocidad punta, su implantación es más relevante, porque "facilita un fuerte ahorro de energía y la reducción de costes de mantenimiento, ya que hace mucho más eficiente la explotación de los trenes".

La diferencia entre el nuevo equipamiento de seguridad y otros sistemas de señalización anteriores como el nivel 1 de ERTMS, el LZB o el Asfa digital, consiste en que todos ellos se basan en instalaciones fijas desplegadas a lo largo de todo el trazado de la línea, mientras que el nivel 2 de ERTMS se apoya en una red de señales de radio similar a la de la telefonía móvil.

Mejores resultados del administrador de la red

Adif, la empresa pública que construye y administra la red de alta velocidad española, anunció a través de una revista interna sus resultados correspondientes a 2010.

En ese ejercicio logró un beneficio neto de 144,5 millones, lo que supone una mejora del 128% en relación a 2009. La empresa indica que este balance mejora las previsiones fijadas en el contrato-programa que Adif tiene suscrito con el Estado y es el tercero anual consecutivo que el ente público logra cerrar en positivo.

La cifra de negocio creció un 2% el pasado año, hasta sumar 1.999 millones, "a pesar de la actual coyuntura económica", mientras que el resultado de explotación también mejoró en un 119% al situarse en 186 millones.

Adif redujo en un 1% sus gastos de explotación, que supusieron 1.608 millones, gracias a la aplicación de una "política de moderación y austeridad" explica la empresa.

Durante el pasado año, destinó 4.084 millones al desarrollo de la red de alta velocidad.

La compañía que preside Antonio González asegura contar con una "sólida posición financiera", dado que cuenta con un patrimonio neto de 21.339 millones de euros, que representan el 63% de su activo total de 34.189 millones. El cash flow generado por las operaciones ordinarias fue de 163 millones.