Pagará 0,143 euros por título

Iberdrola aprueba la ampliación para su dividendo en acciones

Iberdrola ha aprobado la ampliación de capital de un máximo de 901 millones que servirá para cubrir los pagos en acciones del dividendo que dará la compañía en enero.

El consejo de Iberdrola ha dado un paso más en el proceso para pagar su próximo dividendo en acciones. La compañía anunció en octubre que se pagará un mínimo de 0,143 euros por acción y ahora ha aprobado la ampliación de capital que dará respaldo a este abono. Será por un máximo de 901 millones y servirá para dar a los accionistas títulos nuevos de la eléctrica a cambio de renunciar al dividendo.

A finales de diciembre se conocerá el número de derechos de asignación gratuita necesarios para obtener una nueva acción de Iberdrola. La cifra se calculará con el precio medio ponderado de cotización de las acciones entre los días 22 y 29 de diciembre.

Según el calendario previsto, el 3 de enero comenzarán a negociarse los derechos, el día 20 se pagará el precio de los derechos a los accionistas que hayan optado por vendérselos a Iberdrola y en la jornada del 25 comenzarán a cotizar las nuevas acciones de la eléctrica, según ha comunicado la compañía a la CNMV.

El objetivo de esta fórmula de remuneración al accionista, conocida como scrip dividend es que las compañías puedan ahorrarse el pago del dividendo. Para ello, lo cambian por una ampliación de capital liberada, sin coste alguno para las empresas ya que se limitan a imprimir más acciones y diluir a los accionistas. Eso sí, las firmas que han optado por esta modalidad dejan abierta la posibilidad de que los accionistas vendan los derecho a la propia compañía a un precio prefijado. De esa manera, consiguen dinero, pero diluyen su participación. Los accionistas también pueden optar por vender los derechos en el mercado (con lo que también se diluyen) o conservarlos, convertirlos en acciones y mantener así su participación.