El organismo reforma la línea de crédito rápido con hasta dos años de plazo

El FMI podrá prestar más de 40.000 millones a España

El Fondo Monetario Internacional ha aprobado hoy la reforma de sus líneas de crédito para "mejorar la flexibilidad y el alcance de sus operaciones de préstamo" con el objetivo de poder aportar liquidez y ayuda de emergencia a los miembros del fondo con problemas. La medida, diseñada para abarcar situaciones como la de Italia o España, podría beneficiar a este país con préstamos de hasta 40.000 millones a dos años.

Christine Lagarde, en una comparecencia
Christine Lagarde, en una comparecencia

La reforma reemplaza la Línea de Crédito de Precaución (PCL, por sus siglas en inglés) por una "más flexible" Línea de Precaución y Liquidez (PLL), que podrá utilizarse en un abanico de circunstancias más amplio, que abarque, además de desastres naturales o situaciones de emergencia, los "momentos de estrés regional o global" y que, además, "pueda romper las cadenas de contagio".

La nueva línea podrá ser utilizada como una "ventana de liquidez" que ayude a hacer frente a los pagos de corto plazo. En esta vertiente, los préstamos del FMI a seis meses no excederán del 250% de la cuota del país en el fondo o, en excepcionales circunstancias podrá llegar al 500% si las necesidades se deben a shocks exógenos, incluidos "condiciones económicas tensionadas a nivel global o regional".

Pero la línea también puede concretarse en créditos a 12 o 24 meses, con un volumen máximo del 500% de la cuota del país ayudado en el primer año, y hasta el 1.000% en el segundo. En el caso de España -la nueva reforma en el FMI parece diseñada ex profeso para este país y para Italia- el volumen a dos años podría alcanzar los 41.480 millones de euros, puesto que su cuota en el fondo equivale a 4.148 millones anuales.

Para el acceso a la nueva línea PLL se exigirán los mismos requisitos que para la anterior: países miembros con fundamentos económicos y marcos institucionales sensatos, que tengan un historial de implantación de políticas igualmente sensatas y se comprometan a mantenerlas. El país en cuestión puede pedir ayuda cuando tenga una necesidad real o potencial en su balanza de pagos (con el PCL, solo se admitía necesidad potencial).

Red de seguridad financiera global

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ha explicado hoy que "se había pedido al Fondo que mejorara sus herramientas de préstamo para ayudar a sus miembros a hacer frente a la crisis. Hemos actuado rápidamente y las nuevas herramientas nos permitirán responder con más rapidez y eficacia en beneficio de todos los miembros", ha añadido.

En este sentido, ha remarcado que la reforma mejora la capacidad del Fondo para aportar financiación para la prevención y resolución de crisis y defendió que se trata de un paso más para crear una red de seguridad financiera global efectiva para responder a la creciente interconexión mundial.