Diario de a bordo

O Alemania deja de jugar o todos nos rebelamos contra ella

Otro día duro para Europa.

Es lo que quiere Alemania. Ya lo estudiamos a fondo la semana pasada. Alemania no va a ceder ni un ápice y va a ser a todo absolutamente que no, con el fin de que los mercados pongan en su sitio a los deudores.

Este juego, solo terminará cuando la propia Alemania se vea en peligro ella misma, algo que se acerca rápidamente, o quizá cuando Francia ya se acerque a la zona de peligro, con cerca de 350 puntos de prima de riesgo.

Mientras tanto, con una país tan poderoso, fomentando en todo momento la presión no hay nada que hacer.

Mi opinión ya la saben. Entiendo a Alemania, porque si no no estaríamos tomando las medidas, ni nosotros, ni Italia ni compañía, pero la postura alemana es absurda porque no puede exigir medidas de austeridad que lleven a los países a la miseria. Esto se tiene que combinar con medidas de crecimiento o con algún tipo de alivio.

Soluciones hay. Y muchas. Pero todos dependemos de que Alemania deje el juego, o bien de que todos nos revelemos contra ella, que tampoco veo por que no puede ser.

Hoy Juncker, ha vuelto a arremeter contra ellos. Y Juncker no es el botones en la UE precisamente. Tras recordar la semana pasada que Alemania tiene un problema de deuda muy serio también, hoy ha dicho que la postura alemana de decir que los eurobonos son absurdos es un error, que los eurobonos no son absurdos, sino algo muy serio. De hecho esta preparando una nueva propuesta a este respecto.

Los eurobonos en cualquiera de sus variantes son una buena solución. Por ejemplo la que los propios alemanes propusieron a Merkel, y no quiso, de crear eurobonos solo por encima del 60%. O la que el propio Rajoy aportó la semana pasada de emitir eurobonos solo por un importe x y cada país garantizando lo suyo. Como decía, Juncker además prepara una propuesta muy amplia.

Alemania sabe perfectamente que sí son soluciones, pero como hoy mismo ha recordado, y se ha quedado tan tranquilo, el presidente del lobby bancario alemán, es bueno que los mercados sigan presionando porque así los deudores toman medidas. E insisto les entiendo, pero todo en la vida tiene un límite, y estamos muy cerca de pasarnos tres pueblos y de no poder volver luego atrás. Alemania está obligando por la fuerza a todos a someterse a su voluntad con razón o sin ella. Triste que olviden que fueron ellos los que rompieron en primer lugar el pacto de estabilidad.

Así que aquí estamos, dejando que los mercados nos aprieten....medidas de austeridad, por supuesto, y duras, pero por favor vamos a poner el límite en algún lado.

Hoy además dos temas han acelerado las pérdidas.

Por un lado los comentarios sin fin, sobre que Francia está a punto de perder la AAA. Hasta Le Figaro ha escrito un artículo sobre eso. Ojo con Francia. Muy interesante, por cierto el gráfico que publicaba ayer El Mundo, donde se comparaba la burbuja inmobiliaria de EE UU, Reino Unido, España y Francia. Todos multiplicamos precios de manera brutal desde los noventa hasta el 2006-2007, todos iniciamos el pinchazo de la burbuja, todos hemos bajado si tomamos precios reales de mercado y mucho, pero en Francia, ojo porque tras un amago, los precios volvieron de nuevo a zona de máximos históricos. es decir, tienen toda la burbuja inmobiliaria sin pinchar...y ya sabemos lo que pasa con eso...por triste experiencia....

Por otro el hecho de que parece estén fracasando las reuniones del Comité que se creó en EE UU, para reducir el déficit. Estamos como siempre en este tema. Y desde luego que EE UU tiene un problema muy serio en este aspecto.

Pienso sinceramente que el juego alemán está creando ya una crisis sistémica, donde al mercado le importa un pimiento las medidas de austeridad que se tomen. Alemania empezó el juego de dejar que el mercado nos apretara a los deudores para que tomáramos medidas, pero se está viendo muy claro, que ahora mismo España, o Italia, dice que no comen en 6 meses para rebajar la deuda, y le siguen atacando la deuda igual. El remedio es totalmente ineficaz, los países que toman medidas y ven que siguen siendo machacados pronto dirán que da todo igual. Merkel está cocinando a fuego lento un cisma europeo...Juncker se lo ve venir, y sabiamente ofrece soluciones...combinadas por supuesto con las medidas de austeridad, pero en un entorno razonable.

Desde el punto de vista técnico, el futuro del mini S&P 500 ha perdido definitivamente soportes, lo cual ha acelerado las pérdidas en Europa. Mientras no vuelva a estar claramente por encima del 1.200, habrá que andarse con cuidado. Además las instituciones han liquidado su saldo comprador y pasado a neutrales justo el viernes, antes de la pérdida del soporte.