Capta 4.330 millones

El Tesoro coloca 767 millones más en la segunda vuelta de la subasta del jueves

El Tesoro Público ha colocado otros 767,7 millones de euros en la segunda vuelta de la subasta de obligaciones a 10 años del pasado jueves, adicionales a los 3.562,6 millones adjudicados durante la fase de subasta, con lo que el importe total emitido ha alcanzado los 4.330,3 millones de euros, según la información publicada en la web del organismo adscrito al Ministerio de Economía.

De esta forma, el Tesoro ha 'maquillado' la última emisión de deuda a largo plazo, en la que se vio obligado a subir el interés marginal al nivel más alto desde el año 1997, por encima del 7%, ante la presión de los mercados.

Con la subida de tipos, el organismo dirigido por Soledad Núñez conseguía situarse en la parte media del rango, ya que esperaba captar entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

Esta adjudicación en segunda ronda ha coincidido con la resaca de las elecciones del 20N, que han dado el triunfo al PP por amplia mayoría, aunque ello no ha supuesto de momento que el Ibex retome la tendencia alcista ni que la prima de riesgo se relaje significativamente.

Este mismo efecto se produjo el pasado mes de agosto, cuando la prima de riesgo superó por primera vez los 400 puntos básicos y el BCE anunció la compra de deuda pública de España e Italia para frenar la escalada de tensión en la zona euro.

En aquella ocasión, la segunda vuelta se saldó con una emisión de 800 euros adicionales, que se sumaron al buen resultado consechado por la subasta de bonos a tres años del 4 de agosto, que, además de alcanzar el rango alto de los objetivos marcados para la emisión -entre los 2.500 y los 3.500 millones-, obtuvo una demanda que más que duplicó el importe adjudicado, con gran presencia de inversores extranjeros. Sólo la rentabilidad, que se situó en máximos desde 2008, empañó la operación.

Según la normativa del Tesoro, a esta segunda vuelta sólo tienen acceso los creadores de mercado participantes en la subasta, que pueden acceder a ella entre la resolución de la subasta y las doce horas del día hábil anterior al de su puesta en circulación.

Si bien, el importe adjudicado en esta segunda vuelta no ha agotado el máximo permitido por el Tesoro, que se sitúa en el 24% de lo colocado en la fase de subasta de ese mismo papel, esto es, hasta 855 millones de euros, al precio medio ponderado resultante de la emisión, que se situó en el 6,97%.

La próxima emisión de deuda tendrá lugar mañana, con una subasta de letras a 3 y 6 meses, en la que el Tesoro espera colocar entre 2.000 y 3.000 millones.