Los medios internacionales resaltan la dura tarea del líder conservador

"La tarea (casi) imposible de Rajoy"

La prensa europea da a las elecciones en España distinto peso en sus portadas. En algo coinciden todos: Mariano Rajoy y su equipo tienen ante sí una tarea titánica.

Imagen de la portada de la versión online de Wall Street Journal del 21 de noviembre de 2011.
Imagen de la portada de la versión online de Wall Street Journal del 21 de noviembre de 2011.

Prensa alemana

Los diarios alemanes coinciden en resaltar las difíciles circunstancias a las que se enfrenta el nuevo Gobierno español. El principal diario económico alemán, Handelsblatt, asegura por ejemplo que "el nuevo jefe de Gobierno español no va a tener periodo de gracia". La crisis de deuda, a su entender "pone al ganador ante una tarea casi sin solución. Los mercados podrían obligar al nuevo Gobierno en marcha incluso antes de asumir el poder".

El prestigioso Frankfurter Allgemeine Zeitung resalta por su parte la "debacle" de los socialistas y recuerda que el presidente en funciones ha anunciado recortes en casi todas las áreas".

La versión alemana del Financial Times, por su parte, constata el "cambio de Gobierno en Madrid" y recuerda también que "el responsible del partido conservador español, que ha advertido a sus ciudadanos de que vienen tiempos difíciles".

Prensa anglosajona

Lo primero que hace la prensa angloparlante es lanzar advertenciacias a Mariano Rajoy y recordar que tiene por delante una muy dura tarea. El Financial Times, la principal punta de lanza junto a The Economist contra los países retrasados de la zona euro, asegura que los mercados están ansiosos en la mañana de hoy por conocer cómo España recortará su déficit sin volver a caer en la recesión económica. En todo caso, el diario británico señala que "los inversores han perdido la confianza en la capacidad de algunos países de la zona euro para honrar sus deudas, después de las negociaciones sobre la reestructuración de los bonos griegos".

El estadounidense Wall Street Journal (WSJ) destaca que España es el tercer país de la zona euro en cambiar de Gobierno y señala que ha sido la crisis el principal motor de la aplastante victoria del PP. Aunque el rotativo añade que la renovación del Gobierno podría ayudar a mejorar el sentimiento de los inversores sobre España, matiza que no cambiará la percepción fundamental de que España y otros países periféricos es todavía un lugar arriesgado para invertir. WSJ recuerda que España está digiriendo el derrumbe de la burbuja inmobiliaria, una tasa de paro del 21% y unos costes de financiación similares a los de los países que tuvieron que ser rescatados.

Prensa francesa

"¿Qué hará Mariano Rajoy una vez instalado en La Moncloa? ¿Con qué equipo? ¿Cuáles serán sus alianzas? ¿Para qué reformas? ¿Con qué ministro de Economía?" Las interpelaciones del diario francés Le Monde esta mañana no tienen fin. Y solo se dan una respuesta: "Misterio". "Es la forma de ser de Rajoy: nunca significarse, siempre preferir la ambigüedad, no cerrar ninguna puerta con una proposición demasiado precisa. Incluso sus colaboradores cercanos dicen ignorar lo que trama este hombre que definen como reservado, decidido y serio".

Le Figaro pone más la vista en el futuro: "Los nítidos resultados de las elecciones deberían permitir a Rajoy aprobar rápidamente un primer paquete de medidas puesto que España está bajo la presión de los mercados financieros", dice en su edición de hoy. Este diario se concentra en la falta de tiempo que tiene el que será nuevo presidente: "Recién nombrado y lleno de responsabilidades", sobre todo por la presión de una prima de riesgo que llegó a superar los 500 puntos.

"Le queda ahora a Rajoy designar a los ministros que acompañarán al jefe del Ejecutivo en la gestión de la peor crisis económica que ha conocido el país. Los analistas esperan que el gabinete esté formado antes de Navidades. Puede ser la ocasión de enviar un mensaje de unidad nacional", añade el periódico.

Prensa italiana

"En España sólo hay dos puntos rojos en un mar de azul: las provincias de Barcelona y Sevilla, las únicas donde, por un pelo, los socialistas siguen siendo el partido más votado", recuerda La Repubblica en su edición de hoy. "El nuevo mapa político es el resultado de una jornada que, como era de esperar, tiene la dimensión de punto de inflexión histórico para un país que está luchando desde hace meses contra una crisis económica y una hecatombe financiera".