Baudilio Tomé. Coordinador del programa electoral del PP

"El insolvente debe poder empezar de nuevo sin cargas"

El candidato al Congreso en la lista por Zaragoza sostiene que el programa del PP "no es de recortes sino de reformas" y busca reactivar la economía para ampliar las bases fiscales.

"El insolvente debe poder empezar de nuevo sin cargas"
"El insolvente debe poder empezar de nuevo sin cargas"

Baudilio Tomé (León, 1962) ha coordinado la elaboración del programa electoral del PP. Fue secretario de Estado de Telecomunicaciones y director de la Oficina Presupuestaria de La Moncloa con José María Aznar. Mariano Rajoy ha dicho que habrá que recortar en todo excepto en sanidad, educación y pensiones.

¿Recortar en exceso no es contraproducente para el empleo?

España tiene un compromiso de estabilidad que es el que cerró el Gobierno con los socios europeos. Vamos a cumplir. Rajoy cree que hay unos servicios sociales básicos que nosotros queremos proteger. Habrá que priorizar sabiendo que nuestro programa no es de recortes sino de reformas.

Antes que el empleo, ¿no es más urgente solucionar la financiación empresarial?

Hay cuatro prioridades: desarrollar la nueva Ley de Estabilidad, completar el saneamiento del sistema financiero para que vuelva el crédito, la reforma laboral y un plan integral de competitividad. Hay otras medidas que quieren facilitar la liquidez de las pymes, como el criterio de caja para el IVA o una cuenta corriente fiscal para que puedan compensar deudas tributarias con otros créditos que tengan contra la Administración.

¿Qué significa la gestión activa del patrimonio dañado de las entidades financieras que recoge el programa?

Desde el principio de la crisis el PP apoyó el FROB, pero ha puesto de manifiesto que no bastaba con la recapitalización, había que hacer un saneamiento efectivo de los balances bancarios para recuperar la confianza de los mercados en el sistema y que nuestros bancos y cajas pudiesen volver a prestar crédito. Hay que buscar mecanismos para que se puedan poner en el mercado esos activos; se pueden llegar a acuerdos para canalizar esas viviendas al mercado.

¿Qué reforma concursal plantea?

Creemos importante que aquellas personas que hayan devenido insolventes puedan, con las debidas garantías y actuando de buena fe, volver a empezar. En definitiva, facilitar una cultura más emprendedora. El problema actual es que el deudor responde con todos sus bienes presentes y futuros. Queremos que las personas físicas, los insolventes, puedan volver a empezar libres de cargas, pero eso no es la dación en pago sino una nueva regulación de la Ley Concursal aplicada a personas físicas. Ahora los concursos personales están contemplados pero su incidencia es marginal.

En materia laboral, ¿cómo se nutrirá el fondo de capitalización individual para cada trabajador?

En Austria está funcionando muy bien. Hubo un esbozo en la última reforma laboral española. Y es una de las figuras que podemos tener presente en la reforma laboral que hagamos. Este fondo de capitalización nos parece muy importante para el futuro como elemento de previsión, que facilita la movilidad laboral y refuerza la posición de los trabajadores de cara a la jubilación.

¿No temen un incremento de la contestación en la calle si recortan?

El momento es crítico. Los grandes partidos parlamentarios y los agentes sociales tienen que estar comprometidos con las reformas y el cambio. Lo estamos viendo en otros países, cuando las reformas no gozan de amplio soporte los Estados se ponen al borde del abismo.

¿Van a tocar todos los impuestos de la vivienda?

La fiscalidad no debe ser un obstáculo para la reactivación del mercado. Además de restaurar la anterior deducción por compra, queremos mantener el IVA superreducido. Revisaremos todos los impuestos que dificultan el mercado de la vivienda.

El PSOE habla de repartir los ajustes de la crisis y subir impuestos.

Nuestra estrategia es de salida de la crisis, no nos resignamos a quedarnos en ella. En ingresos, el objetivo es la reactivación para recuperar bases fiscales y en los gastos habrá que salvar el gasto social. Esto es mucho más eficaz que instalarse en la crisis sobre la base de un impuesto que el propio PSOE derogó.

Pero ustedes van a mantener el impuesto de patrimonio.

Es un impuesto temporal. No es una de nuestras prioridades derogar el impuesto de patrimonio.

¿Van a introducir más gestión privada en la sanidad?

La sanidad lo que necesita es mejor gestión. Buscamos optimizar la gestión de lo público. Y eso en determinados temas puede llevar a mecanismos de cooperación con el sector privado, pero no se trata de introducir al 100% la gestión privada. En sanidad apostamos por dar más autonomía, evaluación e incentivos a los profesionales. Ahora no existen índices que comparen el coste de las prestaciones.