Se lo daría al fabricante

Apple patenta una tarjeta SIM que restaría control a las operadoras

Apple ha patentado una tarjeta SIM virtual que, integrada en teléfonos móviles, quitaría el control del dispositivo a las operadoras y se lo daría al fabricante, según señalan algunos expertos. Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresas, explica en su blog, que la intención que parece haber detrás de Apple es eliminar la tarjeta SIM tal y como se conoce hoy en sus formatos físicos y sustituirla por un elemento seguro incorporado en el teléfono.

La patente describe un módulo embebido y precargado con las credenciales de validación que permitiría optar por distintos operadores. Así, el cliente accedería a iTunes, la tienda de Apple, y desde allí escogería la operadora que prefiere. Al parecer, Apple habría solicitado dicha patente en noviembre de 2010, aunque ha sido ahora cuando la Oficina de Patentes de EE UU la habría publicado.

Pese a que algunos medios especializados sostienen que el cambio no supondría una alteración radical del mercado "porque el comprador, finalmente, debe acudir a una operadora", las telecos ya vigilan el movimiento.

APPLE INC. 145,82 -0,31%

Según Dans, aunque la patente de Apple alega dificultades de cara al diseño, porque una SIM física obliga a incluir un hueco en el terminal (que debe ser más voluminoso), la clave del tema hay que buscarla en la relación con el cliente. "Los planes de Apple son muy interesantes porque un dispositivo con credenciales de red válidas para todas las operadoras asociadas, y capaz de cambiar de una a otra mediante iTunes, puede tener implicaciones muy relevantes".

Para el profesor del Instituto de Empresa, la idea de Apple podría traducirse "en una auténtica comoditización del operador. Hoy, cambias de terminal, pero mantienes la SIM que te ha entregado el operador, pero con la idea de Apple sería invertir esa relación, eliminando la capa del operador entre fabricante de terminal y cliente", sostiene.

Una SiM diminuta

La empresa Giesecke & Devrient ha presentado la tarjeta SIM más pequeña del mercado, la Nano-SIM, que supone una reducción del 30% del tamaño de las actuales MicroSIM. El invento podría empezar a comercializarse en 2012 y estrenarse con el futuro iPhone 5.