El PSOE recoge la propuesta de UGT de blindar la inversión

Rubalcaba plantea elevar al 80% el gasto social autonómico

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, propuso ayer modificar el sistema de financiación autonómica para obligar a las comunidades a que destinen el 80% de sus presupuestos a educación, sanidad y servicios sociales.

Rubalcaba plantea elevar al 80% el gasto social autonómico
Rubalcaba plantea elevar al 80% el gasto social autonómico

Rubalcaba ha empezado la segunda y última semana de campaña electoral con una propuesta de modificación del sistema de financiación autonómica para que las comunidades destinen el 80% de los ingresos que reciben del Estado a educación, sanidad y servicios sociales. Esto supondría elevar en cinco puntos el gasto social actual y obligaría a los Gobiernos autónomos a reasignar a este fin unos 4.500 millones de euros que ahora emplean en otras partidas.

Consciente de que va por detrás en los sondeos -algunos publicados este fin de semana otorgan al PP una ventaja de hasta 17 puntos-, Rubalcaba quiere movilizar a los indecisos con propuestas para blindar el Estado del bienestar. Ahora las comunidades destinan en torno al 75% del gasto a estas partidas, a pesar de que no existe una obligación de hacerlo.

Los Gobiernos autónomos se quejan de que estos compromisos de gasto absorben tres cuartas partes del presupuesto anual, lo que les impide destinar recursos a crear empleo. Tras una reunión con el secretario general de UGT, el candidato socialista explicó que esta medida "sería una forma de garantizar unos mínimos en el conjunto del Estado" en aquellos servicios que considera "básicos".

En opinión de Rubalcaba, no habría que esperar a que concluyera dentro de dos años el actual acuerdo de financiación autonómica sino que sería una "reforma parcial" que podría introducirse en cualquier momento. El PSOE recoge el guante de UGT, ya que fue Cándido Méndez quien a finales de octubre planteó que en la ley orgánica que tiene que desarrollar la reforma constitucional sobre el techo de gasto se incluya un blindaje para el Estado del bienestar. UGT ya propuso que se estableciera una obligación de gasto social mínimo para las autonomías.

La sintonía entre el PSOE y UGT se da también en otras propuestas, como la de pedir a la UE que aplace dos años el calendario de reducción del déficit público y la deuda de los países. "Hay que dar la cara en Bruselas y decirle a Merkel y Sarkozy que así no se sale", explicó el candidato socialista, para quien es necesario que se apliquen otras políticas para estimular el crecimiento y el empleo. Reiteró su petición de que el Banco Europeo de Inversiones ponga en marcha un plan de inversiones en infraestructuras. Por su parte, Cándido Méndez apostó por que el Banco Central Europeo (BCE) desarrolle una estrategia mantenida en el tiempo de compra de deuda pública de los países.

Cambios de Gobiernos

"Lo que se decidió políticamente hay que quitarlo políticamente y hacen falta políticos que pongan unas reglas de juego", manifestó Rubalcaba en referencia a la capacidad de los poderes económicos para intervenir en los Estados, como ha sucedido en Italia y Grecia. El candidato socialista defendió las medidas de ajuste aprobadas por el Congreso de los Diputados en mayo de 2010 a instancias del Gobierno. De no haberse adoptado la reducción del déficit, la situación de España hoy sería mucho peor, según Rubalcaba.

"Se tardará uno o dos años en crear empleo"

Rubalcaba propone que para crear empleo, lo que hay que hacer es "abaratar la contratación y no el despido", lo que se conseguirá gravando los grandes patrimonios y fortunas. "Hay que repartir los costes de la crisis", añadió. Además, es consciente de que "se van a tardar uno o dos años en crear empleo", por lo que propuso, de llegar a La Moncloa, "incentivar la economía" combinando los ajustes con incentivos públicos. "Sin inversión no hay creación de empleo", indicó".

El candidato socialista considera un "disparate" lo que propone el PP de cambiar la prestación del subsidio de desempleo a un sistema de "capitalización". "Si quieren cambiarlo, tendrán que decir la verdad: que habrá menos prestación, en cantidad y en tiempo", advirtió en un acto en La Coruña. Rajoy ha negado que vaya a reducir el seguro.