Plantea la necesidad de un plan de internacionalización

La industria alimentaria pide al nuevo Ejecutivo más fondos a I+D

Una Secretaría de Estado de Alimentación, un nuevo fondo de I+D+i en el sector agroalimentario y un plan de internacionalización para impulsar las exportaciones. Estas son tres de las propuestas que la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) incluye dentro del decálogo que ha remitido a las formaciones políticas que concurren a las elecciones del 20-N.

Con esta propuesta, las empresas adscritas a esta federación quieren poner en valor el peso de un sector, que representa el 7,6% del PIB, que emplea a cerca de medio millón de trabajadores, que exporta por valor de 16.000 millones de euros y cuya aportación al PIB es superior a la automoción o a las telecomunicaciones. "La industria de alimentación y bebidas está determinada a jugar su papel para contribuir a la salida de la actual situación. Para ello, es imprescindible que el nuevo Gobierno asuma una serie de compromisos que ayuden a impulsar nuestro crecimiento", remarca Horacio González Alemán, secretario general de FIAB.

En el documento se contempla la posibilidad de dotar de una mayor presencia en la Administración a la "primera industria española", con una nueva Secretaría de Estado de Alimentación y una Comisión Interministerial de Política Alimentaria. También, se plantea la necesidad de poner en marcha un plan de internacionalización, con financiación público-privada, "para fomentar la presencia de alimentos españoles con el fin de situar a España como potencia mundial del trinomio turismo-gastronomía-alimentación".

Mercado laboral

El documento elaborado por FIAB aboga también por introducir cambios en la política macroeconómica de España. "Estos pasan por una reforma del mercado laboral, la reactivación del crédito para impulsar el consumo y una política energética competitiva", resalta la nota.