Aprueba dos decretos que regularán las nuevas licencias

El Gobierno da la señal de salida para el juego online

El Consejo de Ministros aprobó el viernes varias normas que desarrollan la Ley del Juego y con las que se abre el procedimiento público para obtener licencia para poder ofrecer juegos online en el ámbito estatal.

Los dos reales decretos aprobados afectan a la autorización de los operadores que quieran ofrecer ese tipo de juegos y a los requisitos que deben cumplir.

Por una parte, se regula todo lo relativo a la obtención de licencias, al régimen de autorizaciones para operar en las diferentes actividades de juego y las relaciones entre operadores y jugadores, y por otra, lo referente a los requisitos técnicos que deben cumplir los operadores y a los mecanismos de control y supervisión sobre las diferentes actividades de juego recogidas en la ley.

La nueva norma, recordó el Gobierno, regula la actividad de juego, en sus distintas modalidades, que se desarrolla con ámbito estatal y tiene como principales objetivos garantizar la protección del orden público, luchar contra el fraude, prevenir las conductas adictivas, proteger los derechos de los menores y salvaguardar los derechos de los participantes en los juegos.

Los decretos aprobados desarrollan ese marco para asegurar el cumplimiento de esos objetivos dentro de las previsiones temporales que fija la ley.

Uno de los decretos desarrolla todo lo relativo a licencias, autorizaciones y registros del juego, para facilitar a los distintos operadores el acceso al ejercicio de esas actividades.

El texto regula también el régimen de solicitud de los distintos tipos de licencias (generales y singulares), los requisitos exigibles y los plazos de vigencia, así como las condiciones de extinción y transmisión.

El decreto determina el procedimiento de autorización para las actividades de juego sujetas a autorización específica y la documentación necesaria para su obtención.

El otro decreto aprobado establece los requisitos técnicos y de seguridad que deben cumplir los operadores en el desarrollo y explotación de las actividades de juego.

Visto bueno al Plan de Renovables

El Consejo de Ministros aprobó el viernes la Planificación Energética Indicativa y el Plan de Energías Renovables (PER) 2011-2020, cuyo objetivo es lograr, tal como indica la normativa comunitaria, que en 2020 al menos el 20% del consumo final bruto de energía proceda de fuentes renovables. La planificación estima un fuerte descenso del consumo de productos petrolíferos, por lo que el PER mantiene el objetivo del borrador aprobado en julio por el Gobierno, esto es, un 20,8% en 2020. Un porcentaje criticado por las grandes eléctricas, por excesivo, y por las renovables, por insuficiente.

Los costes asociados al desarrollo del PER, incluidas las primas, se cifra en 24.700 millones de euros, mientras que los beneficios directos y cuantificables se estiman en 29.000 millones, incluyendo los efectos de la reducción de emisiones de CO2.

En la planificación, destaca el aumento de las renovables y la reducción de las importaciones de energías fósiles (carbón, petróleo y gas), que pasará del 77% actual al 70,9% en 2020, con lo que mejorará en algo más de 6 puntos el grado de autoabastecimiento energético.