Horizonte de 2020

El Gobierno prevé aprobar hoy el Plan de Energías Renovables

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy el Plan de Energías Renovables (PER) para el horizonte de 2020. Tras la ronda de consultas públicas con distintos agentes del sector, todo indica que el Ejecutivo mantendrá, con algunos cambios poco relevantes, la versión aprobada el pasado mes de julio.

Dicha versión incluye el compromiso de España de superar el objetivo de que la energía final procedente de fuentes renovables, y que había establecido la UE, sea del 20%. En el caso español, el límite sube hasta el 20,8% de la energía final (y un 40% de la generación eléctrica). Este objetivo ha sido muy criticado por las grandes empresas eléctricas, que calculan que ese extra encarecerá anualmente la factura del consumidor en unos 2.900 millones al año.

Además, consideran contradictorio que se apruebe el PER y que, sin embargo, la nueva regulación de las instalaciones eólicas que entren en marcha en 2013 no haya sido aprobado, a la vista de que la actual retribución caduca en 2012.

De hecho, las grandes del sector (Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa) han intensificado su artillería en vísperas de su aprobación, solicitando una moratoria para la tecnología solar. De lo contrario, consideran, no se podrá frenar el déficit de tarifa, del que culpan en parte a las primas que reciben estas tecnologías.

Por su parte, las distintas asociaciones de renovables criticaron en su día la rebaja de objetivos del borrador aprobado en julio.

El Gobierno aprobó en julio pasado el borrador del PER 2011-2020 para dar cumplimiento a la normativa española, que exige la elaboración de dichos planes. El borrador del PER y el informe de sostenibilidad ambiental que le acompañaba fue sometido a consulta pública. Esta consulta terminaba el pasado 19 de septiembre.

Planificación

El penúltimo Consejo de Ministros antes de las elecciones del 20-N también tiene previsto aprobar un avance de la planificación energética. Esta incluye las inversiones en infraestructuras (redes eléctricas y de gas) para los próximos años.