Cree necesario "un golpe de timón"

García-Margallo: "España tendrá que ser rescatada si todo sigue igual"

El eurodiputado del Partido Popular afirma que la salida de la crisis "está todavía lejos" y critica que la Unión Europea "está reaccionando tarde, mal y de forma insuficiente, lo que determina que los problemas se pudran".

El eurodiputado del Partido Popular Europeo José Manuel García-Margalló ha advertido hoy de que la economía de España "entrará en zona de rescate" si las cosas siguen "como están ahora".

García-Margalló se ha expresado así ante los periodistas tras reunirse con el comité ejecutivo de Cámara Valencia para tratar sobre la crisis de la zona euro y la evolución del modelo financiero europeo.

En este sentido, ha asegurado que si el candidato socialista a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, ganase las elecciones del próximo 20 de noviembre, el país "tendría que ser rescatado", puesto que a su juicio es necesario "un golpe de timón".

Según ha indicado, España "no puede financiarse a niveles del seis por ciento, no puede seguir con un nivel de paro del veintiuno por ciento, con un déficit público superior al seis por ciento y con un déficit por cuenta corriente del cuatro por ciento".

Frente a estos datos, y en el marco de una economía "globalizada en la que la regla del juego es la competitividad", García-Margalló ha apostado por favorecer "la libertad de empresa, la creación de empresas, la libertad para hacer negocio y la libertad para pagar impuestos".

En opinión del eurodiputado, el problema de la economía española es "sencillo" y la solución pasa por "abrir los mercados de capitales extranjeros, porque aquí no hay ahorro".

En cuanto a la economía europea, ha destacado que la "suerte" de la economía valenciana y de la española "dependen fundamentalmente de que seamos capaces de resolver la crisis del euro", ya que en caso contrario, "no habrá salvación".

En esta línea, ha afirmado que la salida de esta crisis "está todavía lejos" y ha criticado que la Unión Europea "está reaccionando tarde, mal y de forma insuficiente, lo que determina que los problemas se pudran".

"Lo paradójico", ha continuado, "es que la zona euro es más fuerte que la economía americana, la japonesa o la británica y sin embargo, los mercados la están castigando porque el problema no es económico sino político".

Asimismo, ha alertado de una posible división de la zona euro en dos, que dejaría a un lado "los países virtuosos" que cumplen las reglas del déficit público y a otro lado a los periféricos.

La moneda para ambas zonas sería la misma, ha aclarado García-Margalló, si bien los virtuosos emitirían bonos de forma conjunta y de responsabilidad solidaria mientras que países como España tendrían que emitir sus bonos en moneda europea pero tendría que responder el tesoro español.