Diario de a bordo

Las llamas llegan al centro del bosque

Empezábamos con el pie izquierdo, por el miedo a Italia, y por comentarios de que Alemania y Francia estaban pensando en crear un súper euro y dejarnos a todos con un palmo de narices, pero en cuanto el mercado se ha sugestionado en positivo, al ver que el BCE volvía a comprar deuda italiana, la sugestión ha hecho efecto de bola de nieve y las bolsas se han recuperado violentamente desde los mínimos que marcaban en apertura.

Posteriormente ha habido una recaída tras ver el resultado de la subasta italiana que ha tenido que irse al nivel de tipos más alto en 16 años, por encima del 6% cuando en la subasta anterior sólo andaba por encima del 3%...

Nuevas recuperaciones bajo las esperanzas de más compras del BCE, y comentarios que parecen indicar que en Italia y Grecia encuentran ya gobiernos.

Pero en el último tramo de la sesión volvían los problemas y de una manera insospechada...tanto mirar a Italia, y se veía a los hedge atacando con dureza... a Francia... y a Austria... Al último por rumores que yo creo con mucho fundamento de que en pocas semanas va a recibir una rebaja de rating, tras haber tenido problemas serios con alguno de sus bancos. A Francia se le atacaba con más dureza aún, también bajo el rumor recurrente de rebaja de rating. Pero me ha parecido una excusa, se comenta mucho entre los hedge, que algunos están pensando en atacar a Francia... vamos a tener que vigilar de cerca, de momento el spread con Alemania se ha ido al peor nivel desde 1992. Las llamas llegan al centro del bosque. Esto puede no ser malo, al contrario, puede que si los que creían erróneamente que eran intocables ven las orejas al lobo por fin reaccionen y se tomen los acuerdos de calado que Europa necesita muy urgentemente si no queremos que desaparezca la zona euro y se cree una crisis sistémica mundial.

Por supuesto la situación sigue siendo muy grave, y hay que ser muy prudente. Hay mucha volatilidad y subidas muy fuertes aparecerán con frecuencia. Esto no quiere decir nada.

Sigo pensando lo mismo de ayer. O se le da al BCE poderes para tomar medidas monetarias amplias, o reformamos la UE a toda velocidad y en profundidad (el modelo ha fracasado por completo y nos arrastra a todos al abismo) o Italia revienta y provoca otra crisis sistémica de consecuencias imprevisibles.

Hoy Barroso en persona ha reconocido en público que la UE tal y como está concebida ahora mismo es insostenible. No puedo estar más de acuerdo con él, es absurdo seguir empeñándose en lo contrario. No hay nada que hacer por este camino.

Con todo esto creo que en el medio plazo hay que olvidarse de la Bolsa hasta que todo esto se aclare, y puede que pase mucho tiempo hasta que se aclare. La volatilidad es enorme, y habrá subidas enormes y bajadas, pero creo que el corto plazo con un mercado así es el único camino de momento.

Inquietante además, cómo hoy ha reconocido la Comisión Europea que España no va a cumplir los objetivos de déficit a los que se había comprometido. Resulta muy triste cómo el gobierno sigue empeñado en que sí va a cumplir. Así empezó cuando se inició la crisis, siempre con el optimismo absurdo y así termina. Muy triste. En una situación tan grave, negar la realidad es una irresponsabilidad muy seria.

La actual crisis en Europa, tiene un relativo parecido, mirando atrás, con la crisis del SME de 1992-1993. Ya entonces, el intento de Europa de cumplir con el proceso de convergencia que se había pactado, era fuente de todo tipo de enredos entre los países europeos. Italia también estaba en primera línea. Parece que no hemos evolucionado absolutamente nada desde entonces. Además era la misma historia de ahora, Alemania en una situación, los demás en otra, Alemania a todo no, todos los demás problemas. No estoy diciendo quien tenía razón y quien no la tenía solo enumero los hechos.

Vean esta cita del trabajo "La crisis del Sistema Monetario Europeo (1992-1993): ¿crisis financiera o crisis de políticas de cooperación monetaria?" de Guillermo Vázquez Vicente (Departamento de Economía Aplicada I. Universidad Complutense de Madrid) - febrero07, que pueden encontrar al completo en este enlace:

El Bundesbank estaba presionando al alza los tipos de interés del resto de los países del MTC, siendo ésta más acentuada entre los vecinos más débiles -Italia y Reino Unido principalmente-. Pero Alemania se encontraba en ese momento con una tasa de inflación elevada46 y no estaba dispuesto a reducir unilateralmente los tipos por temor a agravar la inflación interna. Como consecuencia de la política financiera llevada a cabo por este país, la lira, y posteriormente la libra, salieron del MTC mediante una consecuente depreciación. En un enfoque cooperativo coordinado, los países delMTC (excepto Holanda) habrían realineado ligeramente sus monedas frente al marco alemán dentro del MTC. De este modo, Alemania habría podido reducir sus tipos de interés al mismo tiempo que luchaba contra la inflación interna. En consecuencia, el precio más bajo de los bienes importados del resto de Europa habría atenuado la presión inflacionaria reinante en el país, y la bajada de tipos de interés por parte del Bundesbank habría fortalecido las economías italiana y Británica, permitiendo a la libra y a la lira permanecer en el MTC después del realineamiento.

Para el resto de los países esta solución también hubiese sido beneficiosa, puesto que habría protegido al MTC contra los efectos desestabilizadores que podría causar la expulsión de Italia y Gran Bretaña.

Concluyendo: ¿la crisis del SME pudo en cierta medida ser evitada?. La anterior argumentación nos muestra claramente que sí. La aplicación de políticas cooperativas habría alejado a los fantasmas desestabilizadores del MTC, mediante un fortalecimiento del mismo a través de una drástica decisión conjunta: el realineamiento de las divisas frente al marco alemán.

Esta fue la cuestión principal que llevó a los ministros de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de los países miembros de la CE a la reunión de Bath. Pero el fracaso de la reunión, como se ha comentado anteriormente, fue rotundo.

¿Cómo es posible que Europa, donde la cooperación monetaria estaba más desarrollada que en ninguna otra parte del mundo, fuese incapaz de responder de manera armónica a esta crisis?

Así nacía el embrión de lo que sería el euro, ya ven, con peleas entre todos, y en medio del caos, y así está terminando, con peleas entre todos y en medio del caos. 20 años después todo sigue por el estilo. El autor se preguntaba que cómo fue posible que no se pusieran de acuerdo y no cooperaran. ¿Se va a repetir la historia? Pues tiene toda la pinta...