El diferencial toca los 414 puntos

La prima de riesgo española se acerca a los máximos de agosto

La crisis europea amenaza con llevarse por delante todo lo que toca. Italia está en primera línea, pero España va detrás.

El peor momento de esta crisis para España, ése en el que sonaron todas las alarmas, fue el pasado 5 de agosto. Ese día, la prima de riesgo se disparó hasta los 417,6 puntos y eso provocó que el Banco Central Europeo saliera en tromba (para sus propios estándares, claro; nada comparado con la Fed o el Banco de Inglaterra) a comprar bonos españoles e italianos.

La medida consiguió aplacar a los mercados y el diferencial entre el bono alemán a diez años y el español se relajó. Pero la incapacidad de Europa por cerrar el rescate de Grecia, el contagio a Italia y la decisión de anoche de la principal cámara de compensación bancaria de encarecer el acceso a financiación de los bancos italianos han vuelto a poner la deuda española contra las cuerdas.

Poco antes del mediodía, la prima de riesgo superaba los 414 puntos básicos y se acercaba a su máximo histórico, aunque después bajaba un poco hasta situarse en el entorno de los 410 puntos. El diferencial italiano, mientras tanto, superaba ampliamente los 550 puntos. ¿Reaccionará el BCE como lo hizo en agosto?