Los principales selectivos recuperan las alzas

Wall Street celebra la renuncia de Berlusconi

El primer ministro italiano da el brazo a torcer y abandonará el Gobierno, una vez aprobado el plan de ajustes que exige Bruselas. Así lo ha anunciado el presidente de la República, Giorgio Napolitano. La noticia devolvía las ganancias a la Bolsa de Nueva York, que previamente caía afectada por la falta de estabilidad en el país transalpino después de que Il Cavaliere superara la aprobación de los presupuestos de 2010 por una ajustada mayoría.

El Dow Jones sube un 0,84% (12.170 puntos); el S&P 500, un 1,18% (1.275 enteros); y el tecnológico Nasdaq lo hace un 1,20% (2.727 puntos).

Europa ocupa la cabeza del parqué neoyorquino desde hace meses y raro es el día que, por una cosa o por otra, no decanta las corrientes en Wall Street. Sus idas y venidas. Este martes, en el foco estaba Italia, donde los parlamentarios votaron los presupuestos de 2010. Los rumores apuntaban a que Silvio Berlusconi podría perder sus apoyos y, con ellos, la mayoría que le sustenta en el Gobierno, lo que animó a las Bolsas al alza, y por ende, a la de Nueva York, que arrancaba la jornada al alza.

Los interrogantes que planean sobre la fortaleza del Ejecutivo de Il Cavaliere son muchos y no caen bien en los mercados, que ya ayer aplaudían una posible salida del primer ministro. No obstante, Berlusconi es un hueso duro de roer y consiguió que las cuentas fueran avaladas. Una resistencia que atrajo las ventas sin remedio y que se llevó por delante parte de los avances acumulados en el día por las plazas europeas. Además, la prima de riesgo italiana sigue disparada, redundando en los recelos.

DOW JONES 35.911,81 -0,56%

A la postre, y después de una reunión con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, Berlusconi promete dimitir y acabar así con la agonía política en la que sobrevive desde hace meses. Lo hará después de que los recortes que exige la Unión Europea sean aprobados. Esta condición bien podría suponer una nueva maniobra del primer ministro para ganar tiempo, pero ya que ha tenido un efecto ipso facto en la cotización de Wall Street y es previsible que también sea bienvenida mañana por los selectivos del Viejo Continente.

En clave doméstica, la agenda de Estados Unidos recogía la publicación del índice NFIB de optimismo de las pequeñas empresas correspondiente a octubre, que supera en dos décimas a las previsiones de los analistas. El resultado queda en 90,2 puntos, desde los 88,9 registrados en el mes precedente. Con todo, este dato no es suficiente para contrarrestar las turbulencias de la zona euro.

Empresas

Varios protagonistas este martes. Bank of America avanza un 1,24%, después de ser publicado que la entidad pretende vender todas sus acciones en el Banco de Construcción de China (CCB), así como su participación en Pizza Hut.

Asimismo, los títulos del banco suizo Credit Suisse que cotizan en la Bolsa de Nueva York ascienden un 1,79%. Y ello pese a que ha anunciado que la transmisión de información que hará de sus clientes en Estados Unidos a las autoridades fiscales, como respuesta a la demanda de cooperación judicial formalizada por éstas ante el Gobierno suizo.

Por otra parte, Dynegy, la empresa energética de la que es accionista el multimillonario Carl Icahn, gana un exultante 27,12% una vez que una de sus filiales haya declarado la quiebra como parte de un proceso para reestructurar unos 4.000 millones de dólares de deuda.