Cree que España ha perdido "una legislatura" y que ahora parte "unos escalones por debajo" que en 2008

Cepyme pide a los partidos que den mayor poder de decisión a los empresarios

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Jesús Terciado, ha solicitado a los partidos políticos que recuperen el poder de decisión del empresario mediante un "porcentaje mínimo" de flexibilidad en la vida interna de la empresa, a la vez que ha exigido una reforma de las administraciones públicas para recortar el gasto público y acabar con los problemas de morosidad.

Terciado, que ha presentado las 75 medidas de la organización para la próxima legislatura, ha insistido en que los empresarios deben escuchar las propuestas de los sindicatos, aunque "en cierta medida", y ha puesto como ejemplo que se debería de flexibilizar la bolsa de horas extraordinarias, pasando del 5% actual hasta el 20% como ellos proponen.

Asimismo, ha insistido en la necesidad de desarrollar una reforma de las administraciones públicas haciéndolas "más viables" y evitando "despilfarros", contribuyendo a la reducción del gasto público y simplificando la gestión a los empresarios.

Del mismo modo, ha hecho referencia a la Ley de Morosidad como uno de los problemas de las empresas a la hora de conseguir financiación. Así, ha fijado el periodo medio de pago en 280 días, y ha remarcado que las administraciones acumulan retrasos en los pagos por valor de 45.000 millones de euros.

Respecto a la reforma laboral, ha asegurado que debe ser el "cimiento" de recuperación para el empleo, a la vez que ha abogado por desjudicializar la contratación, y apostar por el contrato indefinido. No obstante, sobre el abaratamiento del despido, ha aclarado que se deberá debatir con los sindicatos, aunque ha matizado que las indemnizaciones deberían situarse en el entorno de la semana que posee Portugal y los 20 o 25 días que tienen otros países europeos.

Preguntado por la negociación colectiva, Terciado ha negado que su organización haya apostado por el convenio único de empresa, como dio a entender el candidato socialista a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante el debate electoral con Mariano Rajoy.

"Lo que no queremos es que haya preponderancia de nada, que el empresario que quiera hacer su propio convenio lo pueda hacer, pero el que quiera seguir teniendo su convenio sectorial lo pueda seguir teniendo", ha afirmado.

Fiscalidad y emprendedores

Por otra parte, Terciado ha manifestado la necesidad de que se establezca un nuevo marco fiscal que incentive la actividad y que bonifique a aquellos empresarios que generan empleo, que reinvierten parte de los beneficios, que innovan o que posean un proyecto internacional.

Además, ha pedido que se incentive el espíritu emprendedor mediante una nueva norma que ayude a las empresas en cuanto a financiación y facilite las relaciones de los empresarios con las administraciones públicas. Asimismo, ha solicitado a las universidades que hagan prácticas adaptadas a las empresas.

"Hartazgo" de las pymes y los autónomos

Terciado ha recordado que desde el comienzo de la crisis han desaparecido más de 400.000 pymes y autónomos, por lo que ha añadido que España ha perdido "una legislatura" en el camino ante el empobrecimiento de la sociedad, y que ahora no parte "de cero", sino "unos escalones por debajo" de la situación de partida en 2008.

Por todo ello, ha insistido en que tanto pymes como autónomos están "hartos" de la situación actual, y ha solicitado a los dirigentes políticos que den "certeza" a los españoles y que dejen trabajar a los empresarios sin "truncar" sus iniciativas.