Marca tendencia al regalar los SMS

Telefónica sacude la industria española de las 'telecos'

El giro en la estructura de tarifas móviles que Telefónica anunció el jueves ha sido calificado de agresivo por diversos actores del sector. Coinciden en que la compañía quiere frenar la pérdida de clientes y en que está adaptándose al nuevo escenario en el que la portabilidad se hará en un día. Además, ha empezado a marcar tendencia al regalar los SMS a los clientes de tarifas planas.

Es un movimiento muy agresivo", "se han tirado al monte". Así han calificado diversas fuentes del sector la amplia modificación de la estructura tarifaria anunciada ayer por Telefónica, actualmente la mayor operadora española de móviles con una cuota de mercado del 40,65%, según la CMT. El cambio incluyó la configuración de dos grandes categorías de tarifas para voz y para combinar voz y datos (Habla y Habla y Navega), la inclusión de SMS ilimitados para quienes contraten las tarifas planas de acceso a internet, además de la aplicación de descuentos de cinco euros para quienes sean al mismo tiempo usuarios del ADSL de Movistar.

Estas fuentes coinciden, para empezar, en que Telefónica tenía que hacer algún movimiento de impacto tras el cambio en la dirección en España con el nombramiento de Luis Miguel Gilpérez, que ha sustituido a Guillermo Ansaldo. La llegada al cargo de Gilpérez, que viene arropado por José María Álvarez-Pallete, consejero delegado de Telefónica Europa (que ha absorbido la división española), tiene como gran objetivo dar un giro a la situación actual para frenar la tendencia de pérdida de clientes que el grupo ha sufrido en los últimos tiempos.

"No podía llegar al cargo y quedarse impasible sin tomar ninguna decisión de calado tal y como están las cosas en el sector", afirman fuentes del sector, que recuerdan que la empresa perdió más de 100.000 clientes de móviles en el mes de agosto.

TELEFÓNICA 4,05 -1,59%

Además, Telefónica busca de una mayor flexibilidad y personalización de las tarifas. Estas fuentes creen que la empresa también quiere sentar las bases para el nuevo escenario en el que se van a tener que mover todas las compañías del sector al establecerse la portabilidad en un solo día. En este sentido, otras fuentes del sector indican que Orange y Vodafone también van a moverse para adaptarse a este escenario.

Ahora bien, también hay posiciones contrarias entre quienes afirman que Telefónica está por detrás de otras compañías como Orange y Vodafone en la estrategia de adaptación al nuevo escenario. Y ponen como ejemplo la estrategia de simplificación de las tarifas, que empezó primero a ser aplicada por Orange, con sus tarifas de animales, y después por Vodafone, que aplicó el esquema de tarifas ordenadas por tallas.

SMS gratuitos

Otro de los giros más drásticos protagonizado por Telefónica es el dado en el ámbito de los SMS. "Lo que no ha conseguido Bruselas después de muchos años de tratar de buscar un descenso de los precios, lo han logrado WhatsApp y Blackberry Messenger", explica un alto directivo del sector, quien indica que Telefónica ya no da ningún valor este tipo de mensajes al regalarlos a los clientes que contratan tarifas planas de acceso a internet. En este sentido, opina que, al establecer este régimen, Telefónica demuestra que quiere cuidar a estos usuarios de internet móvil, que son los que más valor tienen.

Aquí la compañía parece adelantarse a algunos de sus rivales que, sin embargo, habían iniciado movimientos en esa dirección. Por ejemplo, Vodafone da 350 SMS a los clientes que contraten algunas de sus tarifas para hablar y navegar con un precio mensual superior a 40 euros (si en el contrato se incluye un terminal nuevo).

Con respecto a las ofertas cruzadas de móvil con ADSL, Telefónica dio un paso más al ofrecer descuentos de cinco euros en la banda ancha fija a aquellos de sus clientes que contraten una de las tarifas de datos móviles. Este movimiento sigue al iniciado a final de agosto, cuando la compañía anunció una rebaja del precio del ADSL de 40,9 a 24,9 euros a los clientes de este negocio que, al mismo tiempo, tuvieran un contrato de móvil (oferta para nuevos usuarios y para los actuales clientes). Ahora la industria va a estar muy pendiente de los resultados de esta medida.

De todas maneras, Telefónica, con sus más de 5,3 millones de clientes de banda ancha, se ha movido. Según advierten algunos analistas, la empresa quiere proteger su cartera de clientes aunque tenga que sacrificar ingresos. En agosto, según la CMT, la operadora perdió más de 26.200 usuarios de ADSL, frente a una ganancia de 43.200 clientes de las compañías alternativas, lideradas por grupos como Jazztel y Orange. En cualquier caso, Telefónica ha iniciado su contraofensiva.

Ocho operadoras pugnarán en la nueva subasta del espectro

El Ministerio de Industria anunció el viernes que un total de ocho operadoras de telecomunicaciones, Telefónica, Vodafone, France Télécom España (Orange), Euskaltel, la gallega R de Cable, Telecable de Asturias, la murciana Cota y Wimax Online van a participar en la nueva subasta de espectro.

En un comunicado, el departamento que dirige Miguel Sebastián explicó que se va a completar así la licitación del conjunto del espectro radioeléctrico, cuya primera fase tuvo lugar en el primer semestre. Y es que Industria ha sacado a licitación los bloques de frecuencias que quedaron desiertos en ese momento.

Ahora, se van a licitar hasta 24 bloques de frecuencias de las bandas de 900 MHz y 2,6 GHz, "que suman un precio de salida superior a 189 millones de euros". Industria precisó que en la banda de 900 MHz se licitará una concesión de ámbito estatal "que habilita al uso de un bloque de 4,8 MHz pareados". Asimismo, en la banda de 2,6 GHz se licitarán tres concesiones demaniales de ámbito estatal, una concesión demanial para el ámbito territorial de cada una de las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla, además de una concesión demanial para el ámbito territorial de la comunidad autónoma de Extremadura.

El espectro que va a estar en manos de las operadoras (junto con el que ya se han adjudicado) será clave para el desarrollo de los nuevos servicios de telefonía móvil de cuarta generación (4G), bajo la tecnología LTE. El Ministerio recordó la obligación de los adjudicatarios de alcanzar una cobertura de banda ancha móvil ultrarrápida en el 98% de la población.

La subasta de espectro ya ha tenido un papel clave para las cuentas públicas. El Ministerio de Industria recordó que el Estado ha obtenido ya unos recursos económicos de 1.815 millones de euros en el conjunto de las licitaciones. Además, los operadores adjudicatarios de frecuencias en concurso han comprometido inversiones por 733 millones. Según Industria, la licitación tiene como objetivo maximizar el beneficio a los ciudadanos y a la sociedad. Así, prevé una inversión adicional estimada de 1.200 millones de euros en ese periodo y la creación de 40.000 empleos.

Las cifras

5,38 millones de clientes de banda ancha fija tiene Telefónica en España.

40,6% es la actual cuota de Telefónica en el mercado español del móvil.