El día 23

El juez de la Gürtel llama a declarar a José Luis Ulibarri

Anticorrupción le acusa de un presunto delito contra la Hacienda Pública. Además, ya está imputado en la causa por presuntamente eludir el pago de tributos en la venta de una finca en El Escorial en una operación en la que participó el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa.

Begar culpa a la implicación de Ulibarri en el 'caso Gürtel' de la crisis de su negocio
Begar culpa a la implicación de Ulibarri en el 'caso Gürtel' de la crisis de su negocio

El juez instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, ha citado a declarar como imputado al empresario José Luis Ulibarri el próximo día 23, después de que la Fiscalía Anticorrupción le acusara de un presunto delito contra la Hacienda Pública.

Pedreira ha adoptado esta decisión en un auto notificado hoy, contra el que cabe recurso, después de que el pasado mes de julio la Fiscalía solicitara que Ulibarri fuera llamado a declarar en relación a un informe de la Agencia Tributaria.

A la luz de dicho informe, Anticorrupción apreció "la posible comisión de un delito contra la Hacienda Pública por el concepto de impuesto sobre sociedades del grupo Begar -del que Ulibarri es administrador- correspondiente al ejercicio 2005".

Según Anticorrupción, Ulibarri habría dejado de ingresar a Hacienda 226.962,72 euros.

Ulibarri, dueño de la constructora Begar y de la inmobiliaria UFC, ya prestó declaración el pasado 14 de julio, ya está imputado en la causa por otro delito contra la Hacienda Pública por presuntamente eludir el pago de tributos en la venta de una finca en El Escorial (Madrid), en una operación realizada por UFC con Proyedicom, gestionada por Francisco Correa, cabeza de la trama Gürtel. También se le imputan los delitos de falsedad en documento mercantil, malversación, prevaricación, cohecho y blanqueo.

El abogado del empresario, Ignacio Peláez, es el mismo letrado que ha impulsado la querella contra el juez Baltasar Garzón por ordenar escuchas telefónicas entre los principales imputados del caso Gürtel y sus defensas.