Objetivo: un 10% de la energía para el transporte sea renovable en 2020

Los biocarburantes españoles deberán ajustarse a la normativa europea

El Consejo de Ministros ha aprobado la incorporación a la normativa española de los criterios europeos de sostenibilidad de biocarburantes y biolíquidos, así como la creación de un sistema nacional de verificación de estos parámetros.

La normativa establece que para que un biocarburante pueda ser considerado como sostenible tiene que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al menos en un 35% respecto al carburante fósil que sustituye (gasolina o gasóleo). Otro criterio es que los biocarburantes no pueden provenir de cultivos situados en tierras con un elevado valor en cuanto biodiversidad, como por ejemplo bosques o zonas protegidas, ni de terrenos con elevadas reservas de carbono, como zonas arboladas o humedales.

Añade la nota que el objetivo de la Unión Europea es que un 10% de la energía consumida en el transporte sea de origen renovable en 2020, específicamente procedente de biocarburantes o biolíquidos.

La UE ha establecido además un mecanismo de comprobación de dicho objetivo a través de la implementación de sistemas de verificación, cuya aprobación se incluye en este Real Decreto.

También se ha incorporado lo previsto en la normativa comunitaria en relación al valor doble de determinados biocarburantes procedentes de deshechos para el cumplimiento de los objetivos obligatorios en materia de energías procedentes de fuentes renovables en el transporte.