Baja por estrés

Horta-Osório deja temporalmente su puesto de consejero delegado de Lloyds por estrés

El portugués António Horta-Osório, consejero delegado de Lloyds Banking Group desde el pasado marzo, cogerá una baja por estrés, confirmó ayer la institución bancaria británica.

En un comunicado divulgado, Lloyds señala que Horta-Osório estará de baja médica después de recibir la recomendación de los facultativos, aunque espera regresar al trabajo a finales de año. Fuentes próximas al banquero aseguran que el motivo de esta baja ha sido el exceso de trabajo, lo que ha provocado fatiga en el ejecutivo. Según el diario Financial Times, el directivo comunicó la decisión ayer al consejo de administración.

La retirada temporal de Horta-Osório, exdirectivo del español Santander en su filial de Reino Unido, puede dejar a Lloyds en una situación difícil, explica el citado periódico, puesto que la institución bancaria ha puesto en marcha un plan estratégico de recuperación tras ser rescatado por el Gobierno.

El plan estratégico del banco consiste en la venta de unas 632 sucursales y la supresión de 15.000 empleos.

El rotativo recuerda que el director financiero, Tim Tookey, dimitió el pasado verano y espera dejar el banco pronto.

No obstante, el consejo de administración puede pedirle a Tookey que sustituya a Horta-Osório, de 47 años, en calidad de director ejecutivo en funciones puesto que no hay otra alternativa, afirma el Financial Times.

Cuando Lloyds contrató al portugués el año pasado, la designación fue vista como un gran fichaje y le daba al Gobierno la posibilidad de una nueva gestión en el banco, cuyo 41% está en manos públicas.

Por incorporarse a Lloyds, Horta-Osório, cuyo puesto en Santander UK fue ocupado por Ana Patricia Botín, recibió un paquete de efectivo y acciones de más de 10 millones de euros.

Lloyds es un banco bien capitalizado, si bien la actual crisis financiera, al igual que ha ocurrido con otros valores bancarios, ha provocado que su cotización caiga en picado. Sin ir más lejos, ayer los títulos de la entidad británica retrocedieron otro 4,43%, hasta situarse en 29,2 peniques. En el año, Lloyds Banking Group ha perdido más de un 55% de su valor en Bolsa.