La medida solo retrasará las decisiones germanas

El Constitucional alemán rechaza la vía rápida para aprobar el rescate del euro

La decisión del Tribunal Constitucional alemán de rechazar hoy el procedimiento parlamentario acordado por el Bundestag para la aprobación urgente de las medidas y mecanismos para el rescate del euro solo retrasará las decisiones que deba tomar Alemania.

El segundo senado del Tribunal Constitucional alemán decidió hoy que los derechos de decisión del pleno del Bundestag no pueden ser asumidos en caso de urgencia por un gremio extraordinario formado por solo nueve diputados y que deberá convocarse siempre a toda la cámara para sancionar nuevas medidas para el rescate del euro.

Fuentes parlamentarias de la coalición que dirige la canciller federal, Angela Merkel, lamentaron la decisión del tribunal, ya que esta ralentizará la reacción de Alemania ante decisiones de urgencia que tengan que ver con el Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) u otras medidas para atajar la crisis de la deuda.

Los partidos políticos con representación parlamentaria habían acordado que ese gremio, formado por miembros de la Comisión Presupuestaria del Bundestag, tomará en caso de necesidad decisiones de urgencia sobre el FEEF o el rescate del euro para ganar tiempo y evitar tener que convocar plenos parlamentarios.

A la espera aun de una sentencia definitiva del tribunal con sede en Karlsruhe, al oeste del país, la decisión anunciada hoy con carácter provisional "facilitará el trabajo de los especuladores y aumentará los peligros para los contribuyentes", señalaron las citadas fuentes parlamentarias.

Por su parte, Steffen Seibert, portavoz oficial de Merkel, comentó que el Gobierno federal espera una pronta y definitiva decisión del Constitucional sobre el procedimiento de urgencia acordado por todos los partidos con la creación del citado gremio.

Seibert recordó que el Gobierno federal continuará como hasta ahora colaborando "con toda confianza" con el parlamento germano para resolver cualquier cuestión abierta.

La sentencia de carácter provisional da la razón a dos diputados de la oposición socialdemócrata (SPD) que habían acudido al máximo tribunal germano por considerar que se violaba sus derechos como parlamentarios al conceder al citado gremio competencias especiales.

El grupo de nueve diputados de todos los partidos con representación parlamentaria no ha llegado, sin embargo, a reunirse hasta el momento para tomar alguna decisión de urgencia.

En vez de convocarlo, el Gobierno federal decidió este miércoles celebrar un pleno parlamentario para que la canciller federal, Angela Merkel, recibiera un mandato claro de Bundestag para acudir a la cumbre de esa misma noche de la UE en Bruselas.

La canciller recibió entonces el apoyo mayoritario de la cámara baja alemana y el respaldo de los partidos de la coalición gubernamental y la oposición socialdemócrata y verde.

Un mes después de la primera votación en la que se aprobó también en el pleno la ampliación del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEFF) un total de 503 diputados apoyaron la implementación de nuevos instrumentos para optimizar ese fondo, mientras 89 votaron en contra y 4 se abstuvieron.