Ha de pagar más de medio punto más

Italia coloca 750 millones de euros en bonos a 10 años con un mayor interés

El Tesoro italiano consiguió colocar hoy el máximo de 750 millones de euros en bonos a diez años que sacó a subasta, aunque con un interés superior en casi medio punto porcentual.

En la subasta de hoy, Italia logró adjudicar tal cantidad de deuda del tipo BTP?i (de tipo variable vinculados a la inflación europea) con un interés del 4,61 por ciento, frente al 4,29 por ciento registrado en la última oferta de esta clase el pasado 28 de septiembre.

La demanda de títulos fue claramente superior al máximo de oferta del Tesoro italiano (el mínimo era de 500 millones de euros), situándose en los 1.603 millones de euros, es decir, más del doble de la cantidad ofrecida.

Esta oferta de deuda se produjo en una mañana en la que la prima de riesgo de Italia, que se mide con el diferencial entre el bono italiano a diez años y el alemán del mismo plazo, cayó por debajo de los 370 puntos básicos.

Esta es además la segunda de las tres subastas que el Tesoro italiano tiene prevista para esta semana y la primera que se produce tras el acuerdo global para solucionar la crisis de la deuda alcanzado anoche en Bruselas en la cumbre de la eurozona y que hoy fue muy bien recibido por los mercados bursátiles europeos.

En la de ayer, Italia consiguió colocar 8.500 millones de euros en bonos del tipo BOT a 6 meses, con un interés del 3,535 %, y 2.000 millones de euros en títulos de deuda del tipo CTZ a 2 años con un rendimiento del 4,628 %, en ambos casos superiores a la última subasta del pasado septiembre.

Y para mañana, el Tesoro italiano tiene previsto ofrecer en la última subasta de esta tanda títulos del tipo CCTeu a 7 años, con un interés variable vinculado al Euribor a seis meses, y BTP a 3 y 10 años, con interés fijo, por un valor total de entre 5.250 y 8.500 millones de euros.

Esa oferta de títulos de deuda italiana pondrá fin a una semana de incertidumbres políticas y económicas en Italia, sobre todo ante la posibilidad de que las reformas exigidas el pasado domingo por la Unión Europea (UE) al primer ministro, Silvio Berlusconi, pudieran provocar la caída del Gobierno.

Berlusconi consiguió salvar "in extremis" el escollo del desacuerdo sobre la reforma de las pensiones con sus socios de Gobierno, la Liga Norte, y ayer presentó una "declaración de intenciones" sobre las reformas que pretende acometer en la cumbre de Bruselas que pareció satisfacer a sus socios comunitarios.