Inaugura el espacio Gourmet Experience

Una apuesta decidida por el lujo y la exclusividad

El Corte Inglés de la Castellana renueva su imagen y se convierte en el nuevo icono de la compañía.

Con la inauguración del espacio Gourmet Experience, de El Corte Inglés de la Castellana, el edificio situado en pleno corazón financiero de la capital, se convierte en el buque insignia de la compañía, aglutinando en su interior a una gran variedad de marcas para hacer las delicias de los clientes más exigentes.

El centro, creado en 1969, ofrece ahora una imagen renovada e innovadora gracias a la ampliación llevada a cabo tras la compra de la compañía Anson Inmobiliaria, propiedad del antiguo Windsor. Su adquisición supuso una inversión de 400 millones de euros y entre esa cantidad de engloba la creación del Gourmet Esperience inaugurado esta mañana. En este espacio los amantes de la gastronomía podrán combinar la degustación con la compra los productos muy variados que van desde especialidades asiáticas, italianas e ibéricas hasta un surtido de vinos y cafés.

Junto al Gourmet Experience, el tercero inaugurado hasta el momento, el edificio cuenta con una superficie construida de 170.000 metros cuadrados, extensión equivalente a 28 campos de fútbol. De las 27 plantas, siete de ellas están destinadas al área comercial y el resto a oficinas reservadas a la venta y el alquiler.

Además de la sección gourmet, el centro alberga una amplia colección de joyería y relojería compuesta por marcas exclusivas destinas a un público con elevado poder adquisitivo y a los turistas. Pensando en este último sector, el equipo que atiende y asesora al comprador domina varios idiomas entre ellos el inglés, el chino, el ruso y el portugués. El objetivo de este centro es equipararse a superficies comerciales como los grandes almacenes de las ciudades de las grandes capitales y ser un escaparate de las empresas y el comercio español, tal y como ha indicado Diego Copado, director de Comunicación y Relaciones Externas.

Entre las novedades pensadas para este apartado destaca la exposición de piezas de alta joyería con marcas tan exclusivas como H. Stern, Chopard o Fred.

La oferta de alta gama se completa con las denominadas Calles del Lujo, espacio en el que las marcas internacionales de mayor categoría cuentan con sus propias tiendas que dispone de una ambientación y decoración especial para prestar un trato individualizado al cliente. Dior, Prada, Gucci o Louis Vuitton son algunos de los ejemplos.

El nuevo espacio que forma parte del antiguo edificio Windsor viene a ampliar las propuestas de El Corte Ingles en el mundo de la moda, prestando una atención particular a las últimas tendencias que combinan los modelos más vanguardistas con elementos más clásicos con el fin de llegar a un público más amplio en el que lo joven y lo urbano ocupan un papel destacado. En 4.200 metros cuadrados se dan cita las principales marcas en moda femenina como Love Moschino o Manoush.

El crecimiento experimentado por el hombre en el mundo de la moda tiene su representación en el nuevo icono de la empresa. The Kooples o Sandro son solo algunas de las firmas destinadas a vestir a la nueva imagen masculina.

Siguiendo los pasos de El Corte Inglés de Callao que abrió un espacio de salud y belleza en 2009, el centro de la Castellana no ha querido quedarse atrás y ha creado un área especializada en prestar servicios de estética y cuidado personal. Un gimnasio, el centro deontológico de Ruber Dental, una sala de bronceado, el baño turco o el Spa para mujeres conforman la amplia gama de tratamientos pensados para alcanzar la relajación en Madrid, ciudad en la que el estrés parece brotar de cada rincón.