92,6 millones de euros

Ebro Foods gana un 73,2% menos de enero a septiembre

Ebro Foods ha registrado un beneficio consolidado neto de 92,6 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 73,2% menos que las ganancias registradas en igual periodo del año anterior, según ha señalado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La multinacional española ha detallado que estos datos suponen un crecimiento del 16% en términos de beneficio en gestión comparada, ya que los resultados de igual periodo del pasado ejercicio recogían el impacto de su negocio lácteo.

Alcanzó una facturación de 1.305 millones de euros en el acumulado hasta septiembre, lo que supone un 5,2% más que la registrada en el mismo periodo del ejercicio precedente.

El Ebitda (resultado bruto de explotación) descendió un 4,5% en dicho periodo, hasta los 185,7 millones de euros, frente a los 194,6 millones de euros contabilizados en este mismo concepto en 2010.

EBRO FOODS 19,04 0,69%

Según ha matizado la sociedad, este retroceso en el margen operativo incluye el efecto negativo de la evolución del tipo de cambio por un valor de siete millones de euros.

Ebro Foods ha registrado a 30 de diciembre una deuda neta de 327,8 millones de euros, frente a los 17,6 millones debidos a igual fecha de 2010, mientras que los fondos propios se situaron en los 1.518,6 millones de euros.

De cara al cierre del ejercicio, la compañía prevé aumentar sus ingresos un 9,4%, hasta los 1.842 millones de euros; elevar su Ebitda un 1,7%, hasta los 272 millones, y superar un beneficio neto de 140 millones, un 63,9 % menos que al término de 2010, pero un 9,1% más si se excluye en la comparativa la aportación del negocio lácteo el pasado año.

Asimismo, la sociedad prevé que al cierre estimado de 2011 mantendrá una deuda neta de 327 millones, que incluirá el pago de la compra del negocio arrocero de SOS (205 millones), el de un extraordinario de 0,15 millones de euros (23 millones), la compra de acciones de Deoleo, antigua SOS Corporación, (50 millones de euros) y la adquisición de autocartera por valor de 54,4 millones.

Por divisiones de actividad, el negocio arrocero de Ebro incrementó sus ventas un 8,6% en los nueve primeros meses del año, hasta los 653,5 millones de euros; mejoró su Ebitda un 5,4%, hasta los 92,5 millones y alcanzó un resultado operativo un 1,9% superior al obtenido en septiembre de 2010, con 74 millones de euros.

Ebro Foods ha atribuido esta mejoría al "excelente" comportamiento de Herba, el "satisfactorio" resultado del negocio en América, a pesar de notar los "efectos negativos de los retrasos en la maquinaria de empaquetado de la fábrica de Memphis en EE UU.

Las ventas estimadas para el cierre del año registrarán un crecimiento cercano al 15%, hasta 929,3 millones de euros teniendo en cuenta la incorporación de SOS al negocio de la compañía.

En cuanto al negocio de pasta, esta actividad elevó su facturación un 2,1%, hasta los 683,4 millones de euros; pero redujo su ebitda un 12,9%, hasta los 102,4 millones de euros, y contrajo su resultado de explotación un 17,7%, hasta los 75,1 millones de euros.

Según Ebro, este área de actividad se ha visto afectado por la "importante" subida de los precios del trigo duro, así como por la inflación materias primas, la reestructuración acometida en Alemania, con una inversión de 8,5 millones de euros, y el efecto negativo del tipo de cambio.

La sociedad confía en haber integrado para finales de año todas las divisiones del grupo SOS y empezar a obtener "sinergias" para entonces.