La compañía, controlada por Gedeco y participada por CCM, iba a invertir 638 millones

El Reino de Don Quijote convoca junta para tratar su entrada en concurso

El Reino de Don Quijote, el fastuoso proyecto inmobiliario y de ocio proyectado en Ciudad Real, ha convocado junta de accionistas para tratar, en su caso, la presentación de concurso de acreedores de la compañía. La empresa acordó la adquisición de terrenos a su principal accionista por 236 millones de euros y afirmaba que iba a invertir 638 millones.

El Reino de Don Quijote convoca junta para tratar su entrada en concurso
El Reino de Don Quijote convoca junta para tratar su entrada en concurso

Iba a generar 7.000 puestos de trabajo directos en Ciudad Real y otros 11.000 indirectos en Castilla La Mancha. Iba a suponer 2 de cada 20 euros generados por la economía de Castilla-La Mancha. Iba a contar en sus instalaciones con un casino Caesars, hoteles de cuatro y cinco estrellas, campo de golf, balnerario, centro comercial y centro de convenciones.

Pero El Reino de Don Quijote, como el genial personaje de Miguel de Cervantes, confundió la realidad; a día de hoy no hay nada en Ciudad Real que haga pensar que el proyecto -que tendría que haber sido inaugurado en 2010- verá la luz algún día: la compañía acaba de convocar junta extraordinaria de accionistas (el próximo 1 de diciembre) para la "aprobación en su caso de la presentación de concurso de acreedores de la sociedad y filiales". A pesar de todo, la sociedad mantiene todas esas previsiones a la vista de todos en su página de internet. Este diario trató ayer de ponerse en contacto con la compañía, pero no fue posible.

Atendiendo a la auditoría de las últimas cuentas presentadas por El Reino de Don Quijote, del ejercicio 2009, la crisis de la compañía está en el delirante negocio inmobiliario que sus accionistas trataron de hacer al calor del proyecto turístico, auspiciado por el Gobierno de Castilla La Mancha de José María Barreda -que declaró el proyecto de "interés regional"- y financiado en parte por Caja Castilla La Mancha (segundo mayor accionista de El Reino de Don Quijote). El Ayuntamiento de Ciudad Real lo declaró "de utilidad pública".

Barreda declaró el proyecto de "interés regional"

En julio del año 2006 El Reino de Don Quijote, controlado en un 60% por el grupo inmobiliario Gedeco Avantis a través de sus sociedades Valcansado y Autocampo, y por CCM en un 12,8%, acordó la adquisición de los terrenos para desarrollar el complejo. Lo hizo con su primer accionista, Gedeco Avantis, hoy en concurso, por 236,2 millones de euros (la cifra ha ido cambiando según la compañía ha ido avanzando en el desarrollo urbanístico).

La compañía, que afirmaba que iba a invertir 638 millones en desarrollar el complejo, acordó el año pasado con su primer accionista el pago de parte del precio acordado con la cesión de fincas.

Deloitte, en su informe de auditoría de 2009 señala que la sociedad "viene incurriendo en pérdidas significativas en los últimos ejercicios" y que a 31 de diciembre de ese año El Reino de Don Quijote estaba "en proceso de estructurar la financiación necesaria" (estimada en 638 millones). Además advertía que el contexto económico "ha ralentizado el proyecto y está dificultando la definitiva obtención de la financiación del mismo".

En 2010 Caja Castilla-La Mancha informó a la CNMV que El Reino de Don Quijote se encontraba "pendiente de la formalización de otras dos operaciones de financiación que garantizarán la continuidad de la compañía". La entidad financiera mantiene una inversión por importe de 11,6 millones de euros en El Reino de Don Quijote y créditos concedidos a la sociedad por un importe de 27,5 millones. En su comunicado a la CNMV la entidad intervenida por el Banco de España admitía que la compañía "no ha concluido la reestructuración de su deuda" y no ha logrado despejar las incertidumbres apuntadas por el auditor.

El Reino de Don Quijote, junto con el Aeropuerto de Ciudad Real, también en concurso de acreedores, fueron los dos mayores proyectos privados apoyados por el anterior Gobierno de Castilla La Mancha y Caja Castilla La Mancha en la provincia.

41 millones de deuda con el ayuntamiento

El Ayuntamiento de Ciudad Real suscribió un convenio urbanístico con El Reino de Don Quijote por el que la compañía se comprometía al pago de 22,4 millones "en concepto de aportación suplementaria para garantizar la especial participación pública en las plusvalías generadas" y de otros 22,5 millones "en concepto de compensación monetaria sustitutoria por la reducción al 20% de la edificabilidad residencial destinada a viviendas sujetas a algún tipo de protección pública". Sin embargo, como admite El Reino de Don Quijote en su memoria de 2009, "por diversos motivos económicos y financieros" la compañía "no ha podido hacer frente a los compromisos de pagos". La compañía señala que ha mantenido "diversos encuentros" con el ayuntamiento "para acordar nuevas condiciones de pago de la cantidad pendiente", que asciende a 41 millones.

El apoyo de CCM

Caja Castilla La Mancha participa en el capital de El Reino de Don Quijote con el 12,8%. La entidad otorgó un préstamo de 24,5 millones sobre el que, en agosto de 2009, se realizó una novación ampliándose el vencimiento del mismo a septiembre de 2012.