VII Congreso de Directivos CEDE

Sebastián: la unidad monetaria está condenada al fracaso sin unidad fiscal

Miguel Sebastián, ministro de Industria, Turismo y Comercio, ha asegurado que la "unidad monetaria está condenada al fracaso sin unidad fiscal".

Isidro Fainé, presidente de CEDE y de La Caixa, y Miguel Sebastián, ministro de Industria, en la inauguración VII Congreso de Directivos, organizado por CEDE.
Isidro Fainé, presidente de CEDE y de La Caixa, y Miguel Sebastián, ministro de Industria, en la inauguración VII Congreso de Directivos, organizado por CEDE.

Miguel Sebastián, ministro de Industria, Turismo y Comercio, ha dado un tirón de orejas a su gremio, los economistas, "y con razón", por no haber sabido anticipar a la crisis ni la magnitud de esta. Lo que ha puesto de manifiesto esta crisis, en su opinión, es el fracaso de la unión monetaria, de su unión fiscal y de una coordinación insuficiente. Y aseguró que "la unidad monetaria está condenada al fracaso sin unidad fiscal". En esa autocrítica señaló que "pocos economistas advertían de que los déficits exteriores de cada país miembro no son irrelevantes, y que han compartido su desequilibrio en la balanza de pagos". Con estas palabras inauguró el VII Congreso de Directivos, organizado por la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), institución que preside Isidro Fainé, presidente de La Caixa. Durante dos días más de un millar de directivos de toda España, donde se analizarán temas como el suministro energético como factor competitivo de las empresas, la globalización del sistema financiero, las claves para un crecimiento equilibrado, la internacionalización de las empresas españolas o los retos de la Unión Europea para superar la crisis.

Sobre este tema se centró el ministro Sebastián, que señaló que España ha hecho grandes avances en cuanto a estabilidad presupuestaria y recordó que el país, en el momento de ingresar en el euro, tenía un superávit del 0,5% del PIB, frente al déficit de Francia o de Alemania, del 2,5%. "Tener unas cuentas públicas saneadas no ha sido suficiente para frenar el impacto de la crisis porque no prestamos atención al déficit exterior. Si no te preocupa el déficit de Murcia de La Rioja, por qué te va a preocupar el de Francia o Alemania", precisó. Y señaló que no es hora de mirar atrás salvo para hacer autocrítica, aprender de los errores y ver cómo resolver la encrucijada actual. "Hacen faltas reformas a largo plazo y medidas contra cíclicas a corto plazo". Porque, en su opinión lo que ha fallado ha sido el control, que ha sido "ineficaz", sobre los déficits de los países miembros de la UE. Y se ha mostrado partidario de una mayor coordinación de las economías de los países miembros de la Unión Europea a partir de una "autoridad europea con capacidad de control sobre las economías locales".

El ministro español criticó a las autoridades económicas europeas ya que "no han sido ágiles, decididas y contundentes ni han estado a la altura de las circunstancias". Y confió en que las decisiones tomadas la pasada madrugada en Bruselas "apuntalen y fortalezcan a Europa".

En resumen, para el ministro de Industria la receta para salir de la actual "encrucijada" pasa por "tomas medidas contra cíclicas a corto plazo como no usar la política fiscal como herramienta ya que no tenemos margen de maniobra fiscal" y que si las medidas que se toman tienen un carácter "pro cíclico" se compense con medidas "menos rígidas" del Banco Central Europeo. Aunque solo "los esfuerzos de España podrán convertirse en frutos y beneficios".

Por su parte, el presidente de CEDE y de La Caixa, Isidro Fainé, aseguró que recuperar la senda del crecimiento es la única manera de remontar la crisis. Y animó a los ejecutivos presentes que, ante la actual situación de "estancamiento con riesgos de recaída", es necesario tener capacidad para "reinventar nuestra actividad para potenciar las ventas. La recuperación pasa, según Fainé por "crear nuevos productos y abrirnos a nuevos mercados con pragmatismo, dedicando el 90% de su tiempo a la gestión y a asegurarnos que las operaciones se acaben bien".